MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 06:06 UTC

 

 

Pasaporte de vacunación permite reapertura de fronteras internas en Europa que ahora enfrenta variante Delta

Viernes, 2 de julio de 2021 - 09:46 UTC
El documento puede mostrarse en su formato digital desde teléfonos móviles a través de un código QR o impreso. El documento puede mostrarse en su formato digital desde teléfonos móviles a través de un código QR o impreso.

La Unión Europea ha comenzado a utilizar por unanimidad el llamado “pasaporte de vacunas” como documento de viaje que permite a los titulares cruzar fronteras dentro del bloque.

El pase de salud de la UE sirve a quienes se hayan aplicado las vacunas Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson y AstraZeneca producidas en territorio europeo.

El certificado digital tiene como objetivo revivir los viajes y el turismo en la temporada de verano, a pesar de las amenazas que plantea la nueva variante Delta del coronavirus.

El documento puede mostrarse en su formato digital desde teléfonos móviles a través de un código QR o impreso y certifica que el portador está completamente inmunizado con una de las vacunas aprobadas en la UE, o dio negativo en una prueba reciente o ya tiene inmunidad por haber superado la infección.

Del fármaco AstraZeneca, solo se acepta la versión Vaxzevria producida en territorio europeo y no el Covishield, fabricado en India y que ha llegado a un mayor número de países a través del programa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El pase es válido para viajar a través de los 27 países de la UE más Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein, que se han sumado a la iniciativa.

Todos los países de la UE ya están interconectados a una sola base de datos, excepto Irlanda, que se está reponiendo de un ciberataque a su red de salud y espera volver a unirse al proyecto el 19 de julio.

El acuerdo entra en vigor en un momento en que los casos de covid-19 comenzaron a aumentar después de diez semanas consecutivas de descenso.

Según estimaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), la variante Delta del coronavirus, representará el 90% de los casos en el bloque europeo de aquí a finales de agosto, mientras que la rama europea de la OMS prevé que la variante será “dominante” de aquí a agosto y pidió medidas más estrictas durante los partidos del Campeonato Europeo de Fútbol que se jugarán en Londres y San Petersburgo.

El director regional europeo de la OMS, Hans Kluge, dijo el jueves que la racha de 10 semanas consecutivas de declive en la región había llegado a su fin debido al “aumento de la mezcla, los viajes, las reuniones y la flexibilización de las restricciones sociales” en medio de “una situación en rápida evolución, la aparición de la variante Delta del coronavirus y una situación agravada por el lento ritmo de vacunación de la región.”

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, calificó la decisión de los organizadores de la Eurocopa 2020 de “absolutamente irresponsable” por celebrar su torneo durante una pandemia. En su opinión, la decisión de celebrar partidos con hasta 60.000 personas sin mascarillas fue claramente más una cuestión de comercio que de protección. Dijo que si bien algunas localidades imponen restricciones a las multitudes, la organización debería haber tomado esas decisiones por sí misma.

Mientras tanto, la sección africana de la OMS ha dicho que los casos nuevos han aumentado en un promedio del 25% durante seis semanas seguidas a casi 202.000 en la semana que finalizó el 27 de junio, con un aumento de las muertes de un 15% en 38 países africanos, impulsado por las diversas variantes en todo el continente. “La velocidad y la escala de la tercera ola de África no se parecen a nada que hayamos visto antes”, dijo el Director Regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti. “La propagación desenfrenada de variantes más contagiosas lleva la amenaza a África a un nivel completamente nuevo”.