MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 10:38 UTC

 

 

Tierra del Fuego aprueba ley que prohíbe salmonicultura

Jueves, 1 de julio de 2021 - 09:39 UTC
El Diputado de Tierra del Fuego, Pablo Villegas, celebró la aprobación de su proyecto de ley El Diputado de Tierra del Fuego, Pablo Villegas, celebró la aprobación de su proyecto de ley

La provincia argentina de Tierra del Fuego aprobó este miércoles un proyecto de ley que prohíbe la cría de salmón, lo que la convierte en la primera legislación de este tipo en todo el mundo, se informó.

Los legisladores provinciales respaldaron una propuesta del diputado Pablo Villegas (Movimiento Popular Fueguino) que también fue apoyada por organizaciones ambientales locales y nacionales desde 2018, cuando se comenzó a debatir el establecimiento de granjas de salmón en el Canal de Beagle tras un acuerdo con socios noruegos que se ha mantenido en mera promesa escrita.

Desde entonces, Organizaciones No Gubernamentales (ONG), investigadores de la agencia científica nacional CONICET y académicos de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF) presionaron por la aprobación de la ley.

Prestigiosos chefs finalmente se unieron a la causa e hicieron que las jaulas de salmón en Puerto Williams, en el lado chileno del Canal de Beagle, fueran declaradas ilegales.

“Hasta el momento, no ha habido registro de legislación a nivel provincial o nacional en el mundo que proteja los ecosistemas de los daños de esta industria antes de iniciar operaciones”, Greenpeace Argentina a través de un comunicado.

En este sentido, la organización ambiental señaló que es un “evento que sienta un precedente histórico para el resto del país y el mundo” y que “de esta manera, Tierra del Fuego evita el desastre ambiental que la salmonicultura pudo haber causado en el Canal de Beagle”.

Villegas celebró la noticia a través de su cuenta de Twitter: ”La prohibición de la salmonicultura industrial es Ley en Tierra del Fuego. ¡Es un logro de todos los fueguinos!“

La vocera de Greenpeace Estefanía González dijo que ”Argentina está haciendo historia. Esto es muy importante porque una vez instalada esta industria es muy difícil combatirla, incluso cuando cometen ilegalidades y desastres ambientales. Los impactos que dejan pueden ser irreversibles. En Chile he visto muertes de ballenas y de otras especies marinas ... “

González también señaló que “Argentina está dando una señal muy poderosa no solo como país, sino también a nivel regional e internacional” y que “a los ojos del mundo logra dar un paso tremendo hacia la protección del ecosistema y también su cultura”.

Recordó el apoyo de Argentina en 2019 para que se eliminen las jaulas de salmón instaladas en el lado chileno del Canal de Beagle, así como en esta ocasión también hubo un apoyo de Chile para la aprobación de la ley.

Ojalá sea una señal muy importante para los legisladores en Chile, para proteger definitivamente las aguas del Canal de Beagle del lado chileno, donde “la salmonicultura continúa, incluso en áreas protegidas”.

González insistió en que la industria del salmón no se puede desarrollar de manera sostenible. “No hay una forma correcta de hacer lo incorrecto. Los salmones son una especie exótica en los mares de Argentina y Chile, no son una especie que esté presente de forma natural, por lo tanto la cantidad de químicos y antibióticos que se necesitan para su producción y el impacto que generan en el ecosistema hace que sea prácticamente imposible que esta actividad se lleve a cabo” sin consecuencias ambientales.

La vocera también abordó la repercusión en los medios de vida de las personas que tal restricción podría conllevar: “Chile ... es el segundo mayor productor de salmón a nivel mundial después de Noruega y la salmonicultura es el segundo sector económico exportador después de la minería. Aunque según datos oficiales proporciona alrededor de 21.000 puestos de trabajo en un país de 18 millones de habitantes, los territorios donde se instalan las granjas de salmón no son necesariamente los que tienen mayor número de puestos de trabajo o ingresos generales”, dijo.

“Muchas de las comunas que han tenido un gran desarrollo salmonero en Chile en estos más de 30 años no son los sectores con mejores índices de desarrollo social y económico del país. Como estrategia de desarrollo tiene muchas debilidades”, agregó.

La nueva ley prohíbe ”el cultivo y producción de salmónidos en aguas jurisdiccionales de la provincia“ con el fin de ”asegurar la protección, preservación y salvaguarda de los recursos naturales, recursos genéticos y ecosistemas lacustres y marinos“ de Tierra del Fuego. La prohibición no será absoluta porque contemplará ”actividades de cultivo para repoblación“ y reconocerá ”proyectos de acuicultura existentes“.

El proyecto de ley también reconoce que ”el salmón es una especie ajena al medio ecológico austral, cuya aparición provocaría un dramático desequilibrio en el medio marino, sobre todo por la capacidad de generar enfermedades virales, parasitarias y bacterianas que no son propias de nuestras latitudes por en virtud del enfoque industrial de la incubadora y su posterior procesamiento”.

Además, indicó que “el uso de antibióticos que terminan esparciéndose en el agua genera innumerables fallas en el microambiente, muchas de ellas irreversibles”.