MercoPress, in English

Miércoles, 28 de julio de 2021 - 07:50 UTC

 

 

Argentina congela precio de la carne: las exportaciones se reanudarán pero no de todos los cortes

Lunes, 21 de junio de 2021 - 09:40 UTC
“Mientras la población de Argentina ha ido creciendo, sus niveles de producción de carnes se han estancado”, explicó Kulfas. “Mientras la población de Argentina ha ido creciendo, sus niveles de producción de carnes se han estancado”, explicó Kulfas.

El ministro argentino de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, admitió el domingo que la administración del presidente Alberto Fernández planea prohibir las exportaciones de los cortes de carne más codiciados por los consumidores locales, y dispondrá el congelamiento de los precios internos hasta fines de este año.

Kulfas abordó estos temas durante una entrevista radial, pero se espera que el anuncio oficial lo haga el propio Fernández en la Casa Rosada este martes luego del feriado nacional del lunes.

El ministro habló de un “plan ganadero integral” en el que, además de retomar las exportaciones, se buscará una mayor disponibilidad de cortes a precios bajos en el mercado interno “para garantizar precios asequibles para los cortes más consumidos por los argentinos”.

“La idea”, dijo el ministro, “es que podamos mantener algunos de los productos que se han dirigido al mercado externo en el mercado interno para aumentar la oferta”. Pero se abstuvo de ser más específico ya que aún se estaban ultimando los detalles del programa.

Según informaciones de la prensa local, el Gobierno busca una canasta de una decena de cortes de carne de res a precios asequibles y negoció con las empacadoras de carne para mantener congelados los valores de estos productos al menos hasta noviembre y al mismo tiempo abastecer no solo a las grandes cadenas de supermercados, sino también a las carnicerías donde los precios se dispararon en los últimos meses.

“Esta no es una medida específica, sino una política integral que le permita a la Argentina salir del estancamiento que ha tenido durante muchas décadas”, dijo Kulfas, y luego agregó que “mientras la población argentina ha ido creciendo, sus niveles de producción de carne se han estancado”.

Kulfas advirtió que “si queremos seguir comiendo carne de res, que es un commodity muy valorado en este país, y también aumentar las exportaciones, que es un objetivo deseable, tenemos que aumentar la producción, de lo contrario esto no será posible”.

En cuanto al nuevo esquema de exportaciones, habrá una apertura controlada con un tope que no superará el 50% de lo que se envió al exterior el año pasado.

También habrá restricciones basadas en el destino: a China, solo se pueden exportar cortes con hueso, mientras que se mantendrá la autorización para los productos premium a Europa y EE. UU. Además, se restablecerá una cuota de cortes kosher a Israel.

Kulfas dijo también que las exportaciones se reanudarían la próxima semana, pero “se hará con un esquema mucho más controlado, porque enfrentamos no una o dos, sino muchas maniobras de evasión fiscal y elusión de las normas aduaneras“ y de conversión de divisas.

En cuanto al plan pecuario, Kulfas insistió en la necesidad de incentivos fiscales y crediticios para que Argentina abandone décadas de producción de carne en torno a los 3 millones de toneladas y pase a superar los 5 millones de toneladas, lo que, consideró, permitirá una mejor convivencia entre el mercado nacional y las exportaciones.

Los productores de carne, por su parte, dijeron que no tenían conocimiento de los anuncios del martes y que no habían participado en ninguna negociación que condujera a las decisiones del presidente. Señalaron que las medidas conocidas hasta ahora eran ”insuficientes”.