MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 22:01 UTC

 

 

ONU preocupada por deportación de 56 migrantes venezolanos desde Chile

Miércoles, 9 de junio de 2021 - 09:17 UTC
Las deportaciones tuvieron lugar un domingo cuando los tribunales están cerrados y las apelaciones no pueden prosperar. Las deportaciones tuvieron lugar un domingo cuando los tribunales están cerrados y las apelaciones no pueden prosperar.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó el martes su preocupación por la deportación este domingo de 56 migrantes venezolanos de Chile a pesar de las acciones legales emprendidas contra tal medida.

“Expresamos preocupación por un nuevo proceso de expulsión de extranjeros venezolanos, ocurrido el 6 de junio”, dijo un comunicado difundido este martes por la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). ACNUR, UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El domingo pasado, 56 venezolanos fueron expulsados en un avión comercial arrendado por el gobierno chileno para llevarlos a Caracas.

Una veintena de ellos habían sido condenados por trata de personas, narcotráfico y robo con violencia, y el resto había ingresado a Chile de manera clandestina, según el Ministerio del Interior.

Algunos de los venezolanos habían interpuesto recursos judiciales para evitar estas deportaciones, y denunciaron que fueron detenidos y expulsados durante el fin de semana, cuando no pueden defenderse ya que los tribunales chilenos están cerrados.

“Al realizar el proceso de expulsión durante el fin de semana, el acceso a la justicia de las personas afectadas por la medida es limitado, considerando que varios de ellos fueron expulsados, a pesar de que su recurso de amparo aún se encontraba pendiente de resolución”, dijo la ONU.

La justicia chilena ha aceptado estos recursos a pesar de las críticas de las autoridades gubernamentales, quienes sostienen que las deportaciones se realizaron de conformidad con el derecho internacional y con el conocimiento de las autoridades venezolanas.

“Tenemos una visión diferente: que todos aquellos extranjeros que quieran ingresar a Chile deben hacerlo por los canales formales, a través de los trámites autorizados. Deben hacerlo declarando a qué vienen, ojalá con la nueva ley, con la visa correspondiente”, dijo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Durante 2021, Chile ha realizado al menos tres deportaciones de extranjeros, en su mayoría venezolanos, que ingresaron por pasajes clandestinos por la frontera con Bolivia. Al menos cinco personas han muerto en el área bajo condiciones climáticas extremas y expuestas a bandas de trata de personas.

Aunque la ONU reconoce el derecho de Chile a hacer respetar sus fronteras, los expertos en migración han pedido al gobierno que considere suspender las deportaciones o los retornos forzosos de migrantes, especialmente en medio de la crisis del covid-19.