MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 16:19 UTC

 

 

Grupos indígenas de Canadá exigen respuestas tras el descubrimiento de 215 niños enterrados en una escuela

Martes, 1 de junio de 2021 - 09:15 UTC
Los cuerpos de 215 niños fueron encontrados en la escuela residencial india de Kamloops Los cuerpos de 215 niños fueron encontrados en la escuela residencial india de Kamloops

Mientras Canadá sigue conmocionado por el descubrimiento la semana pasada de 215 niños enterrados cerca de una antigua escuela residencial en Kamloops, Columbia Británica, los grupos indígenas exigen más respuestas y acciones del Gobierno.

El primer ministro Justin Trudeau ordenó el domingo que la bandera nacional ondee a media asta. Es el comienzo, pero está lejos del final. Para empezar, es necesario identificar los restos.

“Para honrar a los 215 niños a quienes se les quitó la vida en la antigua escuela residencial de Kamloops y a todos los niños indígenas que nunca regresaron a casa, los sobrevivientes y sus familias, he pedido que la bandera de la Torre de la Paz y las banderas de todos los edificios federales ondeen en a media asta”, tuiteó Trudeau.

Tk'emlúps te Secwépemc First Nation anunció la semana pasada que habían encontrado los restos de 215 niños, algunos de tan solo tres años, enterrados en el sitio de la Escuela Residencial Indígena Kamloops, que alguna vez fue la escuela más grande de Canadá.

Tras el descubrimiento, los residentes de Kamloops y sus allegados se han reunido para escuchar a tambores y cánticos en un monumento frente a la antigua escuela residencial india de Kamloops. Entre 1831 y 1996, el sistema de escuelas residenciales de Canadá separó por la fuerza a los niños de sus familias, sometiéndolos a abusos, desnutrición y violación en lo que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación se encargó de investigar el sistema denominado “genocidio cultural” en 2015.

El descubrimiento de la semana pasada provocó indignación y la gente colocó cientos de zapatos diminutos en plazas públicas, lugares de gobierno y en las escalinatas de las iglesias cristianas que estaban a cargo de administrar tales escuelas. Ha habido durante mucho tiempo rumores dentro de las comunidades indígenas de niños enterrados en estas escuelas y la comisión que investiga el caso de genocidio ha elaborado un informe titulado 'Niños desaparecidos y entierros sin marcar', que habla de 3.200 muertos en escuelas residenciales, aproximadamente un tercio de los cuales son anónimos.

El grupo de trabajo que investiga estos casos necesita mucho financiamiento, que el gobierno se ha mostrado reacio a entregar. Pero después del evento de la semana pasada, se renovaron los llamamientos para que Canadá haga más para descubrir lo que sucedió. En reuniones en todo el país, las comunidades indígenas están trabajando para descubrir cómo investigar, dijo el Gran Jefe Stewart Phillip, presidente de la Unión de Jefes Indios de la Columbia Británica.

“Es absolutamente esencial que haya un programa nacional para investigar a fondo todos los sitios de las escuelas residenciales con respecto a las fosas comunes no identificadas”, dijo.

Categorías: Política, Internacional.