MercoPress, in English

Sábado, 19 de junio de 2021 - 01:00 UTC

 

 

Cierra un frigorífico y productores agroalimentarios van a la huelga tras cierre de exportaciones a carne argentina

Miércoles, 19 de mayo de 2021 - 09:50 UTC
“La inflación no la generan los productores agrícolas”, dijo Pelegrina. “La inflación no la generan los productores agrícolas”, dijo Pelegrina.

El frigorifico Rafaela Alimentos en Casilda en la provincia de Santa Fe anunció este martes el cierre temporal de operaciones en respuesta a la prohibición a las exportaciones de carne decretada por el Gobierno argentino del presidente Alberto Fernández.

Según el sitio web de la compañía, sus principales destinos de exportación eran Aruba, Bosnia, Brasil, China, Costa de Marfil, Hong Kong, Malasia, Perú, Rusia, Singapur, Suiza, Sudáfrica y la Unión Europea.

Tras la decisión del Gobierno Nacional de suspender las exportaciones de carne vacuna por 30 días, la empresa Rafaela Alimentos anunció el cierre temporal de su planta de refrigeración.

“Nos sorprendió a todos”, dijo el dirigente del Sindicato de Trabajadores Cárnicos Sixto Vallejos. “Fue una medida tomada en la tarde de ayer (lunes), cuando la Cámara de Exportación fue convocada a la Casa Rosada y se informó que cerraban las exportaciones por un período de 30 días “, agregó.

Sin las exportaciones permitidas, el miércoles será el último día de trabajo para los 650 trabajadores de Rafaela Alimentos, que se especializa en envíos de carne congelada al exterior.

La empresa realizó una importante inversión en 2019 para aumentar la capacidad de producción y generar más puestos de trabajo en la planta de refrigeración de Casilda, desde donde el 75% de la producción se destina al exterior y el 25% al mercado nacional.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, criticó al gobierno nacional y aseguró que ”la solución es aumentar la producción y no cerrar las exportaciones“.

Analistas con visión optimista insisten en que la medida es por 30 días para que la demanda externa no haga subir los precios internos, lo que se suma a la preocupante inflación del país. Pero recalcaron que Fernández había insinuado que podría levantarse antes si se observaban ”resultados positivos“.

”Tenemos las condiciones para abastecer al mercado interno y externo, manteniendo la posibilidad de exportar nuestros productos al mundo“, escribió Perotti en Twitter.

Mientras tanto, los productores agroalimentarios recuerdan cuando el entonces presidente Néstor Kirchner implementó la misma medida en 2006. Iba a ser por seis meses pero terminó por diez años.

También el martes la llamada Mesa de Enlace que agrupa a productores rurales advirtió que no iban a ser la “cortina de humo del gobierno” y anunció un paro total por nueve días a partir del próximo jueves.

La Mesa de Enlace acusó al Gobierno de utilizarlos como ”cortina de humo para encubrir otros problemas“ y denunció que intentaron ”dialogar pero no nos escuchan”, dijo en conferencia de prensa virtual su titular, Daniel Pelegrina.

El presidente de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, por su parte, explicó que el comercio de productos rurales cesará “hasta el viernes 28 inclusive”. Agregó que “lamento profundamente tener que llegar a esto. No nos gusta, pero creemos que las decisiones que tomó el gobierno están profundamente equivocadas”.

Destacó que “en lugar de restringir las exportaciones, [el gobierno] debe incentivar la producción, para que así se abastezca adecuadamente el consumo interno y también las exportaciones. Pero no nos han escuchado y hemos llegado a esta instancia”.

“Vamos a incorporar diferentes metodologías y a otros sectores afectados”, dijo Chemes, quien advirtió que las medidas del jueves pueden ser solo el comienzo en caso de que sus propuestas no sean escuchadas. “Es el inicio de un paquete de medidas, porque si no tenemos respuestas estaremos sumando otros sectores de actividades agrícolas”, prosiguió Chemes. “No es una amenaza. Es una estrategia para obtener respuestas. No es solo una manifestación de disgusto. Es lo que nos piden nuestros representantes y nos adaptaremos a la evolución de los acontecimientos”.

“Nuestros competidores, como Brasil, están haciendo una fiesta con esta medida”, señaló la Mesa de Enlace, particularmente cuando en Shanghai, China, el principal comprador, está realizando la principal feria de importación y Argentina no podrá aprovecharla.

“La inflación no la generan los productores agrícolas. Está en otra parte, en impuestos, por ejemplo, y también hay que mirar la caída de los salarios reales”, dijo Pelegrina.