MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 22:25 UTC

 

 

¿Ahora que la soja superó los US $ 600 en Chicago, Argentina presionará a los exportadores?

Jueves, 13 de mayo de 2021 - 09:22 UTC
¿El productor argentino ganará más o el Estado se llevará la diferencia? ¿El productor argentino ganará más o el Estado se llevará la diferencia?

Los economistas argentinos ven el reciente aumento en el precio internacional de la soja como una especie de luz al final del túnel luego de una severa recesión y un alto nivel de endeudamiento en medio la pandemia del coronavirus.

La subida de la oleaginosa por encima de los 600 dólares la tonelada en el mercado de Chicago se traduciría en una mayor y genuina entrada de divisas para el país, lo que realza también las perspectivas de recaudación de impuestos.

De hecho, se rumorea que el gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof, exministro de Economía de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien -por cierto- dirige el país ahora como vicepresidente mientras Alberto Fernández está de gira por Europa, se manifestó a a favor de un aumento del 5% en los impuestos a las exportaciones (retenciones), actualmente del 33%.

Ante el alza, las perspectivas de la Bolsa de Valores sobre la entrada de divisas, solo para las exportaciones agroindustriales, son de más de 33,6 mil millones de dólares durante este año y al menos de 8,5 mil millones en impuestos según la agencia de prensa estatal Télam.

La Bolsa de Valores de Rosario (BCR), primordial para el comercio de granos, informó este miércoles que ”la soja fue el cultivo más resonante (en los últimos días), alcanzando un máximo desde 2012“.

Agregó que ”la recaudación estatal vía impuestos a la exportación para la campaña 2020/21 alcanzaría un total de 8.600 millones de dólares, unos 2.600 millones de dólares más que en el ciclo anterior, y el monto más alto desde la (campaña) de los años 2011 y 2012”.

Gustavo Idígoras, presidente del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), explicó que los altos precios internacionales podrían mantenerse a lo largo de 2021 debido a una menor oferta de granos a nivel mundial.

“Si el Estado aprovecha este viento de cola para mejorar el resultado fiscal, sería bueno porque el problema hoy es que el déficit fiscal es emisión monetaria. Todo lo que ayude a reducir la emisión es bueno”, explicó el economista Camilo Tiscornia e insistió en que el alza de los precios internacionales no tiene nada que ver con la inflación interna y señaló a otros países de la región donde los precios para el consumidor local no reflejaron en modo alguno esos fuertes incrementos en el exterior.

Pero el ministro de Producción y Desarrollo de Argentina, Matías Kulfas, no estuvo de acuerdo: “El alza de los precios internacionales ha tenido un impacto en los precios internos”, dijo Kulfas. El aumento de los precios internacionales de las materias primas, especialmente las que exporta Argentina, como la soja, el maíz y el trigo, le da un respiro a la economía argentina, que recibe una inyección extra de dólares, pero si eso es una buena noticia el tiempo lo dirá.