MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 05:00 UTC

 

 

Presidente colombiano Duque nombra nuevo ministro de finanzas, pero el clima de violencia se mantiene fuera de control

Martes, 4 de mayo de 2021 - 09:20 UTC
Aunque Duque dijo estar abierto al diálogo, en un discurso presidencial ordenó la militarización de ciudades como Cali, Medellín y Bogotá. Aunque Duque dijo estar abierto al diálogo, en un discurso presidencial ordenó la militarización de ciudades como Cali, Medellín y Bogotá.

El ministro de Finanzas de Colombia, Alberto Carrasquilla, entregó su renuncia el lunes ante la decisión del Presidente Iván Duque de retirar controvertido proyecto de reforma tributaria que desencadenó manifestaciones masivas en todo el país y que hasta el momento han dejado 19 muertos.

“Mi continuidad en el gobierno dificultaría la construcción rápida y eficiente de los consensos necesarios”, dijo Carrasquilla al comunicar su renuncia e insistión en que su reforma tributaria era “imperativa”.

En tanto, Duque anunció en Twitter que “he aceptado la renuncia del Dr. Alberto Carrasquilla como ministro de Hacienda. Mi agradecimiento y respeto siempre por su aporte al jefe del equipo económico” y le agradeció su implicación en la “inédita” campaña para hacer frente a la pandemia.

Pero la renuncia de Carrasquilla no fue suficiente, aunque se sumó la de su segundo al mando, el viceministro Juan Alberto Londoño, con quien fue coautor del proyecto de reforma tributaria, que incluía un aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de los servicios, productos y salarios.

Organizaciones y dirigentes sindicales se quedaron en las calles de Bogotá hasta la noche del lunes para asegurarse de que sus intereses no se vieran afectados por cualquier paso que Duque decida dar tras el nombramiento de José Manuel Restrepo en reemplazo de Carrasquilla.

Según la Comisión Nacional de Desempleo hubo 27 muertos entre el 28 de abril y el 3 de mayo, además de 124 heridos y 727 detenciones arbitrarias en el marco de la jornada masiva de movilizaciones.

Aunque Duque dijo estar abierto al diálogo, en un discurso presidencial ordenó la militarización de ciudades como Cali, Medellín y Bogotá (capital), lo que intensificó las denuncias de represión.

Desde entonces, el Comité Nacional de Desempleo ha exigido que el Ejecutivo desmilitarice todas las áreas urbanas, por estar ello en contra del derecho constitucional a las manifestaciones pacíficas. “Una vez más convocamos a todos los ciudadanos a mantener e incrementar las movilizaciones”, señalaron los manifestantes.

Las solicitudes, además del retiro de la reforma tributaria que ya se ha logrado, incluyen el retiro del Proyecto de Ley 010 de la Reforma de Salud y el fortalecimiento del plan de vacunación.

Entre las demandas también está la creación de una renta básica; la defensa de la producción agrícola nacional, el apoyo a las pequeñas empresas; el rechazo a la alternancia educativa y el cese de erradicaciones forzadas y fumigaciones con glifosato, entre otros.

Una movilización nacional a gran escala está programada para el miércoles 5 de mayo por parte de sindicatos, organizaciones estudiantiles y pueblos indígenas.

Categorías: Política, América Latina.