MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 04:19 UTC

 

 

El presidente argentino Fernández extiende restricciones de covid-19 hasta el 21 de mayo

Sábado, 1 de mayo de 2021 - 10:50 UTC
“La impartición de clases se realizará exclusivamente de forma remota” en áreas etiquetadas como de “alarma epidemiológica y sanitaria”, dijo Fernández. “La impartición de clases se realizará exclusivamente de forma remota” en áreas etiquetadas como de “alarma epidemiológica y sanitaria”, dijo Fernández.

El presidente argentino Alberto Fernández anunció el viernes que la actual restricción a la circulación de personas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se extenderá hasta el 21 de mayo.

Entre esas restricciones estaba la escolaridad presencial, pero el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta, las ha desatendido desde el decreto anterior y ahora le corresponde a la Corte Suprema, que ha reclamado competencia originaria, decidir sobre el asunto.

Por otro lado, los municipios de la provincia de Buenos Aires que están dentro del AMBA han observado las medidas presidenciales.

En una maniobra para evitar conflictos futuros y borrar las críticas de que está gobernando el país por decretos de necesidad y urgencia (DNU) concebidos para cuando el Congreso no está en sesión, Fernández también anunció durante su mensaje pregrabado de 19 minutos que enviaría al parlamento un proyecto de ley que establezca los criterios científicos bajo los cuales se pueden imponer restricciones.

“La situación no está resuelta de ninguna manera; el número de casos es realmente muy elevado. La situación epidemiológica en el AMBA es crítica y tenemos otras áreas con alta tensión sanitaria”, dijo Fernández, quien detalló que existen cuatro tipos de áreas en el país según la gravedad en cada una de ellas de la pandemia de coronavirus.

El presidente también restó importancia a los comentarios que implicaban que estas medidas tenían un propósito político y destacó que solo lo impulsaban la salud, la vida de las personas y la economía de las familias.

Con base en la “evidencia” aportada por especialistas, se delimitan “zonas de bajo, medio y alto riesgo epidemiológico y sanitario”, a las que se ha agregado “una cuarta categoría” de “alarma epidemiológica y sanitaria”, y donde se podrían imponer mayores restricciones, señaló.

“La impartición de clases se realizará exclusivamente de forma remota” en esas áreas, explicó Fernández. Pero la escolaridad presencial puede “reanudarse en estas áreas cuando los indicadores epidemiológicos y de salud lo permitan”.

Y por muy reacio que haya sido desde el inicio de la pandemia a utilizar la expresión “toque de queda”, Fernández insistió en que no se permitirá la circulación entre las 20.00 y las 6.00 horas.