MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 03:16 UTC

 

 

Bolivia prohíbe las exportaciones de carne vacuna para garantizar el suministro interno

Viernes, 23 de abril de 2021 - 09:40 UTC
El mercado nacional de carne de res de Bolivia debe estar adecuadamente abastecido antes de que cualquier excedente pueda venderse al exterior, dijo Gonzales. El mercado nacional de carne de res de Bolivia debe estar adecuadamente abastecido antes de que cualquier excedente pueda venderse al exterior, dijo Gonzales.

El Gobierno de Bolivia decidió el jueves detener todas las exportaciones de carne vacuna para evitar que la demanda internacional genere un aumento en el precio que los consumidores nacionales no pueden pagar, anunció el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales. “Ya hemos hablado con los sectores y ya hemos tomado las medidas para suspender las exportaciones mientras no se abastezca el mercado interno”, dijo a los medios.

Gonzales explicó que se emitió una resolución conjunta entre los Ministerios de Desarrollo Rural y Tierras y Desarrollo Productivo y Economía Plural con el fin de garantizar el abastecimiento a nivel nacional antes de que cualquier excedente pueda venderse al exterior.

La medida fue anunciada en coincidencia con la decisión de los comerciantes de Santa Cruz de ir a la huelga entre el 23 y 27 de abril como consecuencia de un supuesto aumento de precio por parte de los productores, quienes a su vez, expresaron sus temores de incertidumbre ante las restricciones impuesta por las autoridades.

En tanto, la Confederación Nacional de Trabajadores de la Carne de Bolivia (Contracabol) había anunciado un paro para los días 26 y 27 de abril para exigir la derogación del Decreto Supremo 2489 de 2015, que establece la ampliación del cupo de exportación de carne vacuna en 7.000 toneladas adicionales.

Debido a la vigencia de esta norma, los dirigentes denunciaron que se genera contrabando hacia Brasil y Perú, donde se comercializa a precios “mucho más altos” en comparación con lo que está sucediendo en el mercado boliviano.

A juicio de Gonzales, la situación se irá regulando paulatinamente y la dirección del Contracabol ya no tendrá motivos para activar movilizaciones. “La carne no sale mientras no se garantice la seguridad alimentaria”, reiteró.

El gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, cuestionó la determinación del gobierno nacional ya que -dijo- afectará el desarrollo del sector ganadero, principalmente en la región oriental boliviana. “El gobierno del [presidente] Luis Arce tomó una decisión seria contra el sector ganadero al prohibir la exportación de carne vacuna. Es un error que afectará el desarrollo futuro del sector y su crecimiento, en un momento en el que necesitamos reactivar la economía y generar empleo (sic)”, publicó Camacho en Twitter.

Según los minoristas, las exportaciones de carne vacuna fueron una de las razones del aumento del precio que pasó de 17 a 23 bolivianos en el último trimestre. Ante esta situación, exigieron que el Gobierno derogue el Decreto Supremo 2489 que autoriza la exportación de excedentes de producción de carne.

El líder de la Cámara Agrícola Oriental (CAO), Óscar Mario Justiniano, dijo que la decisión del gobierno, a pesar de su carácter temporal, no acompaña a la reactivación económica y genera incertidumbre al inversionista. “Por supuesto que son señales negativas, son señales incorrectas, incluso si son suspensiones temporales”, dijo Justiniano.

Mediante otro Decreto Supremo, el gobierno de Arce ha fijado un nuevo tope de 20.000 dólares a la circulación de divisas en efectivo a través de las fronteras, mientras que cualquier monto por encima de ese límite debe canalizarse a través del sistema bancario. La medida sigue la recomendación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que establece que “los países deben implementar un sistema de declaración o un sistema de divulgación para el transporte transfronterizo, entrante y saliente de moneda”. El límite anterior era de 50.000 dólares estadounidenses.