MercoPress, in English

Jueves, 13 de mayo de 2021 - 00:55 UTC

 

 

Arranca la cumbre climática de Biden en el Día de la Madre Tierra

Viernes, 23 de abril de 2021 - 05:18 UTC
“Esta es la década en la que debemos tomar decisiones que evitarán las peores consecuencias de la crisis climática”, dijo Biden. “Esta es la década en la que debemos tomar decisiones que evitarán las peores consecuencias de la crisis climática”, dijo Biden.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, se comprometió el jueves a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de su país al menos a la mitad para 2030 durante el discurso de apertura de una Cumbre Climática virtual que él mismo convocó con varios líderes mundiales y que se considera un encuentro preliminar a la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático a celebrarse en Glasgow en noviembre.

La cumbre de dos días reunió, aunque en línea, a 40 líderes mundiales en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra. Había dos de las islas del Caribe -Antigua y Barbuda y Jamaica- y cinco de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México). El resto de los invitados son Alemania, Arabia Saudita, Australia, Bangladesh, Bután, Canadá, China, Congo, Corea del Sur, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Gabón, India, Indonesia, Israel, Italia, Japón, Kenia, Islas Marshall, Nigeria, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Turquía y Vietnam, además de representantes tanto de la Comisión Europea como del Consejo Europeo.

Biden llevó a Estados Unidos de regreso al Acuerdo Climático de París de 2015 en febrero pasado, revirtiendo la decisión del ex presidente Donald Trump de retirarse del mismo. El objetivo de la administración Biden es colocar a Estados Unidos a la vanguardia de la campaña internacional para frenar el cambio climático.

“Aquellos que toman medidas y hacen inversiones audaces en su gente en un futuro de energía limpia obtendrán los buenos empleos del mañana y harán que sus economías sean más resistentes y competitivas”, dijo Biden en su discurso. “Estos pasos pondrán a Estados Unidos en el camino hacia una economía neta de emisiones cero para 2050 a más tardar”, agregó.

Biden hizo de la reducción del dióxido de carbono de los combustibles fósiles una parte fundamental de su plan de infraestructura de 2,2 billones de dólares y pidió a Estados Unidos que avance hacia la eliminación de la contaminación neta por gases de efecto invernadero. “Esta es la década en la que debemos tomar decisiones que evitarán las peores consecuencias de la crisis climática”, dijo. “Tenemos que actuar al respecto, y esta cumbre es nuestro primer paso en el camino que recorreremos juntos”, agregó.

El primer ministro chino, Xi Jinping, el primer líder en hablar después de Biden, defendió el historial de Beijing sobre el cambio climático, incluso cuando el país, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, está bajo presión para acelerar el ritmo en esa dirección y lograr la neutralidad de carbono para 2060. “China se ha comprometido a pasar del máximo de carbono a la neutralidad de carbono en un período de tiempo mucho más corto del que podrían necesitar muchos países desarrollados”, dijo Xi.

Mientras tanto, el presidente argentino Alberto Fernández se hizo eco del mensaje de Biden de que nadie se salva solo y llamó “a que coordinemos medidas regionales y de solidaridad”. Fernández advirtió que “las nuevas generaciones nos están mirando; se acabó el tiempo de la duda; nadie se salva solo; pasemos por un tiempo diferente junto a la justicia social, financiera y ambiental”, como anhelaba un canje de deuda en intercambio por acción climática “.

También afirmó que su gobierno había puesto ”la acción climática y ambiental en el centro de sus convicciones“ y citó a Juan Perón al afirmar que se debe ”tomar conciencia de la marcha suicida que ha emprendido la humanidad a través de la contaminación ambiental“. El mandatario argentino señaló asimismo que su país no solo cumple con los objetivos del Acuerdo de París sino que también pide mayores medidas y esfuerzos que incluyan, por ejemplo, ”un plan de eficiencia para el transporte, la industria y la construcción“ y toma decisiones tales como declarar la deforestación ilegal un delito ambiental

Mientras Argentina renegocia su deuda con el Fondo Monetario Internacional, Fernández criticó el ”sobreendeudamiento irresponsable“ adquirido antes de la pandemia y pidió ”mayor flexibilidad en términos, tarifas y condiciones“.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien una vez amenazó con usar ”pólvora” contra la presión para reducir la deforestación de la Amazonía, prometió que se alcanzaría la neutralidad de carbono para el 2050, en línea con la carta que él mismo enviara este mes a Biden, lo que representa una cambio notable de actitud con relación a años anteriores.