MercoPress, in English

Sábado, 10 de abril de 2021 - 11:30 UTC

 

 

Vacuna Sputnik-V, importada o fabricada en Brasil, eje de charla entre Bolsonaro y Putin

Miércoles, 7 de abril de 2021 - 10:08 UTC
“Si Dios quiere, pronto estaremos resolviendo el problema del Sputnik”, dijo Bolsonaro en las redes sociales. “Si Dios quiere, pronto estaremos resolviendo el problema del Sputnik”, dijo Bolsonaro en las redes sociales.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habló el martes por teléfono con su homólogo ruso, Vladimir Putin, sobre la posible compra de Sputnik V, la vacuna anti-Covid-19 desarrollada por el Instituto Gamaleya de Investigación en Epidemiología y Microbiología, según se informó. Ambos líderes también discutieron otras estrategias contra la pandemia de coronavirus, incluido el registro de la vacuna Sputnik V en Brasil, sus suministros y producción.

Tras la charla, Bolsonaro publicó en las redes sociales que fue “una conversación muy productiva, si Dios quiere, pronto resolveremos ese problema de la Sputnik”, en referencia a una versión de la vacuna fabricada íntegramente en Brasil, que aún no ha sido aprobada para su aplicación por las autoridades sanitarias locales.

El primer lote fue entregado el 30 de marzo por la empresa Unión Química, con sede en Brasilia, la cual es parte integrante del Fondo Ruso de Inversión Directa, aunque sigue pendiente la autorización para su uso de emergencia en Brasil. La solicitud continúa en estudio por parte de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Por su parte, el Kremlin emitió la siguiente declaración: “La parte brasileña inició una llamada telefónica entre el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Se reafirmó el compromiso de trabajo conjunto activo en línea con la asociación estratégica ruso-brasileña. Mutual Se expresó interés en el fortalecimiento gradual de los lazos comerciales y económicos. Se discutieron varios aspectos de la cooperación práctica en la lucha contra la propagación de la infección por coronavirus, incluido el registro de la vacuna rusa Sputnik V en Brasil, la organización de suministros y la producción de esta foto en el campo”.

Fuentes de Planalto también mencionaron que, además de temas sanitarios, se analizó la cooperación militar, junto con temas de ciencia y tecnología. Bolsonaro por su parte planteó el tema de las exportaciones de carne vacuna, se informó. También participaron en el encuentro en línea el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Carlos Alberto Franco França, y el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, entre otros importantes asesores presidenciales, incluido el titular de Anvisa, Antonio Barra Torres.

Mientras tanto, gobernadores de al menos 11 estados han solicitado la importación de más de 66 millones de dosis del inmunizante ruso.