MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 01:48 UTC

 

 

Guedes alerta que Brasil puede convertirse en una Argentina: alcanza con seis meses

Miércoles, 3 de marzo de 2021 - 09:51 UTC
“Para convertirse en Argentina, [demora] seis meses; para convertirse en Venezuela, un año y medio”, aseguró Guedes “Para convertirse en Argentina, [demora] seis meses; para convertirse en Venezuela, un año y medio”, aseguró Guedes

El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, alertó que Brasil puede convertirse “en una Argentina o en una Venezuela” si continúa endeudándose y tomando decisiones de política económica equivocadas.

“Para convertirse en Argentina, [demora] seis meses; para convertirse en Venezuela, un año y medio”, aseguró Guedes, en declaraciones a un podcast brasileño. “Si te equivocas, es rápido. Ahora, ¿querés convertirte en Alemania, Estados Unidos? [Es necesario] Diez, quince años en otra dirección”.

Guedes, de 71 años, defendió durante la entrevista un programa liberal para la economía brasileña. El ministro quedó debilitado luego de que el presidente Jair Bolsonaro anunciara días atrás un cambio en la presidencia de la petrolera Petrobras, decisión que derrumbó el valor de las acciones de la compañía.

“¿Usted prefiere una tasa de interés baja, mucha inversión, empleo, renta, la Bolsa subiendo, todo el mundo ganando, abriendo champagne, un país de prosperidad o ir para Venezuela?”, dijo el ministro, en otro tramo de la conversación. Guedes dijo que continuará en el cargo mientras tenga la confianza de Bolsonaro.

Sus dardos al tercer socio comercial de Brasil después de China y Estados Unidos parecieron buscar un doble objetivo: fijar un límite al gasto en momentos en que el Congreso aprobaria un nuevo auxilio para los afectados por el Covid-19, y congraciarse con la base electoral de Bolsonaro, para la cual la Argentina de Alberto Fernández es una “mala palabra”. Así lo consideró Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Getulio Vargas

Guedes aseguró que seguirá en su cargo mientras tenga la confianza de Bolsonaro. “Si estoy logrando ayudar a Brasil, haciendo las cosas en las que creo, debo continuar. La ofensiva no me saca. Lo que me saca de quicio es la pérdida de confianza del presidente, o tomar el camino equivocado”, declaró en el podcast Primocast.

Para Stuenkel, Guedes perdió la influencia que tenía al inicio del Gobierno y dejó de ser un “súper ministro” valorado por los mercados. “Ya no puede amenazar a Bolsonaro con su renuncia porque los mercados se dieron cuenta de su pérdida de poder después de lo que ocurrió en Petrobras”, afirma. “Ya no tiene influencia. No tiene una buena inserción en el mundo académico, tiene más de 70 años, básicamente ésta es su última chance de implementar su proyecto. Se queda en el Gobierno porque no tiene nada que perder”, agrega el analista político.