MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 15:14 UTC

 

 

Dolarización de facto se impone en la economía de la Venezuela chavista

Miércoles, 6 de enero de 2021 - 10:59 UTC
Desde que se flexibilizaron las regulaciones en Venezuela han aumentado las transacciones en divisas, que en gran medida son con dólares en efectivo Desde que se flexibilizaron las regulaciones en Venezuela han aumentado las transacciones en divisas, que en gran medida son con dólares en efectivo

La banca venezolana estará autorizada a abrir cuentas en divisas para facilitar el pago de bienes y servicios, dijo el mandatario venezolano Nicolás Maduro en medio de la dolarización de facto del país sudamericano tras la progresiva relajación de los controles a la economía.

Desde que se flexibilizaron las regulaciones en la nación miembro de la OPEP han aumentado las transacciones en divisas, que en gran medida son con dólares en efectivo. Si bien las normas permiten abrir cuentas en moneda extranjera, aún no autorizan las transferencias en divisas entre bancos locales, ni otras operaciones.

En octubre, el Banco Central de Venezuela (BCV) ordenó a los bancos locales suspender las operaciones electrónicas de pagos de bienes y servicios con cuentas en divisas, alegando la falta de banco corresponsal. Por ahora, la banca solo guarda en sus bóvedas dólares en efectivo de algunos clientes corporativos.

“Vamos a crear algunos formatos de pago en moneda digital (...) con cuentas de ahorros en divisas, de la banca venezolana, se está autorizando las cuentas de ahorros, cuentas corrientes en divisas y la gente podrá pagar al precio de la moneda en bolívares”, dijo Maduro en una entrevista difundida por la cadena de televisión Telesur, sin más precisiones.

El mandatario dijo que el uso de la divisa es una válvula de escape en la economía y no un proceso de dolarización similar al de Ecuador. “Nosotros vamos este año a una economía digital, que todo el mundo tenga métodos de pagos en tarjetas”, agregó.

Ante las mayores transacciones en dólares, el gobierno venezolano dijo en noviembre que aplicaría un impuesto a las transacciones en divisas que se hacen entre clientes de un mismo banco, sin mayores detalles de cómo sería.

Según datos aportados por el presidente venezolano, en el 2020 el 18,6% de los pagos del país fueron en dólares en efectivo, mientras que un 3,4% en bolívares físicos.

Bajo la dolarización de facto, muchas compras de rutina se realizan con dólares en efectivo, pero los comercios carecen de billetes de denominaciones menores a 20 dólares, lo que ha complicado dar cambios. Los negocios improvisan entregando a los clientes vales que podrán usar en compras futuras o permitiendo pagos mixtos, en divisas y en bolívares.

Con información de Reuters.