MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 05:19 UTC

 

 

México, Costa Rica y Chile, primeros en vacunar contra Covid-19 en América Latina

Sábado, 26 de diciembre de 2020 - 10:10 UTC
Una enfermera del Hospital Rubén Lereño, en Ciudad de México, fue la primera persona en recibir la vacuna contra el Covid-19 en el país Una enfermera del Hospital Rubén Lereño, en Ciudad de México, fue la primera persona en recibir la vacuna contra el Covid-19 en el país

Luego de recibir sus primeras dosis de vacunas, México, Chile y Costa Rica se convierten en los primeros países de la región en iniciar el proceso de vacunación para prevenir contagios por Covid-19. El plan contempla priorizar la inmunización del personal médico de primera línea y adultos mayores.

El mundo sigue afrontando la pandemia de Covid-19 entre la esperanza que genera el proceso de vacunación en varios países y el temor que despiertan las nuevas cepas del virus detectadas en Reino Unido.

Este 24 de diciembre el mundo celebra la Navidad más limitada que se recuerde en los últimos años.

Una enfermera del Hospital Rubén Lereño, en Ciudad de México, fue la primera persona en recibir la vacuna contra el Covid-19 en el país. María Irene Ramírez, de 59 años, se ofreció como voluntaria, dando así inicio al programa de vacunación masivo con la fórmula desarrollada por la farmacéutica Pfizer-BioNTech.

En la nación, la jornada de vacunación continuará en dos sedes militares establecidas en el estado de Querétaro, en el centro de la nación, y Toluca, en el estado de México.

Las autoridades no han precisado el número de dosis que comenzarán a aplicar en la primera fase. No obstante, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, señaló que hasta el próximo 31 de enero, México recibiría 1,4 millones de dosis de las 34,4 millones adquiridas al dúo Pfizer-BioNTech.

Datos de la secretaría de salud señalan que México cuenta con un total de 1.350.079 casos confirmados y 120.311 muertes por la enfermedad.

Asimismo en Chile sobre las 6:47 horas locales del 24 de diciembre, arribó a Santiago un avión procedente de Bélgica cargado con las primeras dosis de la vacuna adquirida por Chile y con lo cual se inició el proceso de vacunación en ese país.

“Este es un momento de mucha alegría, mucha emoción y de mucha esperanza”, dijo el presidente Sebastián Piñera, en medio de un operativo policial para recibir el cargamento en el aeropuerto de la ciudad.

Chile, después de México y Costa Rica, es la tercera nación de América Latina que recibe la vacuna elaborada por la farmacéutica Pfizer y el laboratorio de biotecnología alemán BioNTech. En esta primera entrega se despacharon unas 10.000 dosis y se espera un nuevo cargamento para la próxima semana, de acuerdo con el presidente.

La primera etapa del plan de vacunación comenzará en Santiago y, de acuerdo con las autoridades, prevé vacunar a un tercio del personal de salud que labora en las unidades de cuidados intensivos.

Otra parte de las dosis serán trasladadas a las regiones de La Araucanía, Biobío y Magallanes, ubicadas al sur del país y las más afectadas por la enfermedad en la actualidad, donde se pretende inmunizar a la totalidad del personal médico que allí labora.

El Gobierno chileno estima aplicar la vacuna, durante el primer trimestre del año 2021, a los adultos mayores y enfermos crónicos, una población de aproximadamente cinco millones de personas. Por otro lado, el resto de la población (unos 15 millones de chilenos) podría recibir la dosis en el primer semestre del año 2021.

Datos del Ministerio de Salud chileno señalan que la nación, al 23 de diciembre, registra un total de 590.914 contagios y 16.228 muertes por la enfermedad.

Además de ser uno de los primeros países en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Pfizer-BioNTech, la nación ha suscrito acuerdos con el laboratorio chino Sinovac, el grupo Janssen de Johnson & Johnson y AstraZeneca, en colaboración con la universidad de Oxford. Además, pertenece a la plataforma Covax Facility, de la Organización Mundial de la Salud

La enfermera, Zulema Riquelme, una trabajadora del área de urgencias de un hospital de Puente Alto, fue la primera persona en recibir la dosis de inmunización. “Estoy tranquila, contenta y nerviosa. Con emociones muy fuertes”, dijo la enfermera minutos antes de recibir inyección.

A su vez en Costa Rica, el plan de vacunación comenzó este 24 de diciembre con la inmunización de los adultos mayores, que viven en hogares de ancianos, además del personal de salud que se encuentra en primera línea atendiendo los casos en el Centro de Atención Especializada para Pacientes con Covid-19 (Ceaco).

El pasado 23 de diciembre, la nación recibió un total de 9.750 dosis con lo cual comenzará su plan de vacunación. El acuerdo entre el Gobierno de Costa Rica y las empresas Pfizer y BioNTech comprende la entrega de tres millones de dosis, con lo cual se estima vacunar a 1,5 millones de personas.

“Este es el resultado del arduo trabajo que hemos realizado para garantizarle a la población el acceso a una vacuna en contra del Covid-19 en procura de la protección del invaluable derecho a la salud”, dijo el presidente costarricense Carlos Alvarado.