MercoPress, in English

Viernes, 30 de octubre de 2020 - 04:35 UTC

 

 

Un general, ex ministro de defensa mexicano a juicio en EE.UU. por narcotráfico y lavando de dinero

Sábado, 17 de octubre de 2020 - 09:21 UTC
Los fiscales estadounidenses aseguran que el General Cienfuegos “conspiró para producir y distribuir” en EE.UU. heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana Los fiscales estadounidenses aseguran que el General Cienfuegos “conspiró para producir y distribuir” en EE.UU. heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana

El ex ministro de Defensa de México, Salvador Cienfuegos, arrestado el jueves en Los Ángeles, es acusado ante una corte de Nueva York de tres delitos de narcotráfico y uno de lavado de dinero entre 2015 y 2017, cuando integraba el gabinete, según la inculpación presentada por la fiscalía de Brooklyn.

Los fiscales estadounidenses aseguran que Cienfuegos, que fue ministro durante todo el gobierno de Enrique Peña Nieto, “conspiró para producir y distribuir” en Estados Unidos heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

La captura de Cienfuegos, un general en retiro de 72 años se produjo la tarde del jueves cuando llegaba con su familia al aeropuerto de Los Ángeles.

“La detención de Cienfuegos es un hecho inédito”, afirma el politólogo mexicano, César Morales. “En términos de jerarquía solo podría ser equiparable a la detención de García Luna quien hoy está siendo procesado también en Estados Unidos por vínculos con otro cartel de traficantes de Sinaloa” agrega Morales en referencia a la captura, en diciembre de 2019, del ex secretario de Seguridad Pública de México bajo la presidencia de Felipe Calderón, Genaro García Luna, acusado de conspiración para traficar al menos 53 toneladas de cocaína a Estados Unidos y actualmente encarcelado en Nueva York.

La inculpación de este general en retiro apodado a veces “El Padrino”, fechada el 14 de agosto de 2019, recién fue dada a conocer este viernes.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó que hace dos semanas la embajada de México en Estados Unidos ya le había informado sobre una investigación en contra de Cienfuegos.

Cuando era secretario de la Defensa, Cienfuegos llegó a declarar que se oponía a la participación activa de las fuerzas castrenses en seguridad interior, por la falta de un marco legal que las respaldara.

Cienfuegos ingresó al Ejército en 1964, y obtuvo reconocimientos al concluir la maestría en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacionales en el Colegio de la Defensa Nacional.

“El hecho de que Cienfuegos sea un militar lo hace mucho más grave. Porque la principal justificación militarizar las tareas de combate al tráfico de drogas en México, ha sido que el Ejército es menos proclive a la corrupción que la policía”, dice Morales. “La detención de Cienfuegos echaría abajo ese mito”.

López Obrador advirtió que los posibles involucrados con Cienfuegos que sigan activos en el Ejército “van a ser suspendidos, retirados, y si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes”.

En diciembre de 2006, el gobierno de Felipe Calderón involucró más al Ejército mexicano en la guerra contra las drogas. Su participación, según organizaciones como Amnistía Internacional, ha desatado una espiral de violencia.

Desde entonces se han registrado más de 296.000 asesinatos en México, la mayoría ligados al crimen organizado, según cifras oficiales.

“La detención obliga a repensar el mito de la incorruptibilidad del Ejército. Con el gobierno de López Obrador, el Ejército no sólo ha continuado esas labores de seguridad pública, sino que además se le han encomendado tareas tradicionalmente civiles, como en temas de infraestructura, de vigilancia, de puertos. Entonces, digamos que este hecho debería obligarnos a reflexionar sobre la idoneidad de encomendarle ese tipo de trabajos a los militares”, dice Morales.