MercoPress, in English

Miércoles, 1 de diciembre de 2021 - 00:47 UTC

 

 

Banderazo copó mayoría de ciudades argentinas en protesta contra el gobierno de Alberto Fernández

Martes, 13 de octubre de 2020 - 09:55 UTC
El Gobierno dijo que las protestas fueron organizadas por la oposición y acusó a líderes de inspirarse en el odio y, lo que es peor, de promover el contagio. Foto: REUTERS El Gobierno dijo que las protestas fueron organizadas por la oposición y acusó a líderes de inspirarse en el odio y, lo que es peor, de promover el contagio. Foto: REUTERS
 En automóviles o a pie y con una variada batería de consignas y banderas, los ciudadanos se concentraron en el centro porteño y en otros barrios de la ciudad En automóviles o a pie y con una variada batería de consignas y banderas, los ciudadanos se concentraron en el centro porteño y en otros barrios de la ciudad

Miles de manifestantes de a pie y en autos se concentraron en torno al Obelisco de Buenos Aires y en las principales ciudades de Argentina para rechazar y protestar políticas públicas impulsadas por el gobierno del presidente Alberto Fernández.

El banderazo, pues las concentraciones se hicieron flameando el pabellón argentino fue convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y mostró variadas consignas, entre ellas, el atropello a las instituciones, las restricciones que impone la pandemia de coronavirus, la inseguridad, la corrupción y los intentos del gobierno por imponer una reforma judicial que es interpretada como un intento de la vicepresidente, Cristina Kirchner por sortear los muchos juicios que enfrenta.

En automóviles o a pie y con una variada batería de consignas, expresadas en carteles que emulaban los colores argentinos, los ciudadanos se concentraron en el centro porteño y en otros barrios de la ciudad, además de la localidad bonaerense de Olivos, frente a la quinta presidencial, donde también llegaron sectores oficialistas para apoyar al gobierno nacional.

El banderazo, uno de varios que se vienen cumpliendo en Argentina por el desencanto con el gobierno del presidente Fernandez, tuvo su réplica también en ciudades del interior del país, como Mar del Plata, Rosario, La Plata, Córdoba, Corrientes, Salta, Santa Fe, San Luis, Bariloche, entre otras, fue saludada por el ex presidente Mauricio Macri.

“Queridos argentinos: las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro”, escribió Macri en su cuenta de Twiter.

Por su parte el vicejefe del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, recordó que a pesar de los barbijos y distanciamientos de los manifestantes, “Seguimos en pandemia, no tenemos vacuna, y, por eso, si bien manifestarse es un derecho, les pedimos a quienes lo hagan que sea con cuidado”.

En este marco, el gobierno de Fernández condenó la inclusión del domicilio de Cristina Fernández entre los puntos de convocatoria de la manifestación.

“Disentir con un gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aun con el riesgo que implica en una pandemia”, dijo el primer mandatario en su cuenta de Twitter. Con el hashtag #ArgentinaUnida, el Presidente advirtió: “Pero promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática”.

También estuvo presente en la marcha la ex ministra de Seguridad y titular del opositor PRO, Patricia Bullrich, quien se manifestó sorprendida por el impresionante despliegue de convocados al banderazo.

“Esto es impresionante estamos contentos con ver tanta gente con banderas argentinas que quiere un país de progreso y libertad”, expresó Bullrich, montada al volante de una camioneta. Como dirigentes políticos nuestra tarea es la de “defender la República, el trabajo y la libertad de los argentinos”.

En tanto, en las inmediaciones de la quinta presidencial de Olivos se escucharon cantos a favor y en contra del gobierno, algunas corridas e insultos cuando confluyeron agrupaciones políticas, sindicales y sociales que apoyan al presidente y manifestantes que protestan la erosión de las instituciones.

Pero los cuerpos de seguridad actuaron con rapidez y montaron una valla de agentes entre los bandos antagónicos

 

Categorías: Política, Argentina.