MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:44 UTC

 

 

Diputados salvan el veto de Bolsonaro, que congela salarios públicos hasta diciembre del 2021

Viernes, 21 de agosto de 2020 - 09:01 UTC
El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia condujo las negociaciones y logró conseguir una mayoría que respalde el veto presidencial El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia condujo las negociaciones y logró conseguir una mayoría que respalde el veto presidencial

La Cámara de Diputados de Brasil dio este jueves un apoyo clave al Gobierno al contradecir al Senado y mantener el veto presidencial que habilita el recorte salarial de los empleados públicos de todo el país, apenas horas después de que Jair Bolsonaro denunciara que es “imposible gobernar” el país.

Por 316 votos a favor y 165 en contra, la Cámara de Diputados respaldó el plan de ajuste del presidente Bolsonaro y mantuvo el congelamiento de salarios y beneficios para los empleados estatales, incluidos los médicos y policías que están trabajando en la primera fila de la pandemia, una medida que era reclamada por los grandes medios y el mercado financiero.

La decisión llegó luego que Bolsonaro se quejara de que el Senado había revertido el miércoles por la noche el veto del mandatario al reajuste por paritarias en todos los niveles: federal, estadual y municipal.

Con la decisión de los diputados del jueves por la noche quedan congelados hasta diciembre de 2021 los salarios de todos los empleados públicos como parte de las medidas tomadas por el Gobierno en la pandemia.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, del Partid Demócratas, condujo las negociaciones y logró conseguir una mayoría que respalde el veto presidencial y se enfrente al Senado entre los liberales críticos y los alineados a Bolsonaro y a la política económica del ministro Paulo Guedes.

En contraposición al congelamiento de los salarios estatales, Bolsonaro estudia extender hasta fin de año una ayuda de emergencia que se concretó en medio de la pandemia para más de 65 millones de personas de casi 50 dólares.

Esta ayuda fue aprobada por Congreso para los trabajadores informales y, según analistas, sirvió para mejorar la popularidad del mandatario.

Por la mañana, el mandatario no había escondido su malestar con el rechazo del Senado a su veto, una decisión que golpeó al equipo económico del ministro Guedes e hizo disparar el dólar en el mercados financiero.

”El Senado eliminó anoche un veto mío a una ley y con eso perjudicará 120.000 millones de reales (21.000 millones de dólares). Entonces así no se puede gobernar. Si la Cámara de Diputados vota igual será imposible, hay que ayudar al país a salir del agujero en el que está“, afirmó Bolsonaro.

El ministro Guedes, por su parte, había acusado a los senadores de ”trabajar contra el país” por haber derribado el veto del presidente a las paritarias del sector público federal, estatal (provincial) y municipal.