MercoPress, in English

Martes, 11 de agosto de 2020 - 13:31 UTC

 

 

FMI desembolsó US$ 3,500 millones en América Latina para combatir Covid-19

Martes, 12 de mayo de 2020 - 08:59 UTC
Los desembolsos aprobados en la región ascendieron a US$ 3.483 millones con  Ecuador a la cabeza seguido de República Dominicana, Paraguay y Costa Rica. Los desembolsos aprobados en la región ascendieron a US$ 3.483 millones con Ecuador a la cabeza seguido de República Dominicana, Paraguay y Costa Rica.

Once países de América latina y el Caribe, equivalentes a un tercio del total de las naciones de la región, solicitaron y recibieron asistencia financiera por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a la crisis por la pandemia de coronavirus, informó hoy el organismo.

En total, los desembolsos aprobados en la región ascendieron a 3.483 millones de dólares y Ecuador es el que más asistencia recibió, seguido por República Dominicana, Paraguay y Costa Rica.

Las proyecciones negativas sobre la economía regional podrían ser aun peor debido a la crisis sanitaria, advirtió el director para el hemisferio occidental del FMI, Alejandro Werner.

Werner apuntó que “el complejo entorno externo, al que se suman las muy necesarias medidas de contención de la pandemia, provocó un desplome de la actividad económica en toda Latinoamérica, cuyo crecimiento se enfila hacia una contracción de 5,2% en 2020”.

Los países recurrieron a dos instrumentos diseñados para situaciones de emergencia, la Herramienta de Crédito Rápido (RCF) y el Instrumento de Financiación Rápido (RFI); ambos eximen de la obligación de ir acompañados de un programa de supervisión económica y están destinados a compensar una “urgente necesidad en la balanza de pagos”.

Por ahora, recibieron luz verde por parte del organismo: Bolivia, con 327 millones de dólares; Costa Rica, 508 millones; Dominica, 14 millones; República Dominicana, 650 millones; Ecuador, 643 millones; El Salvador, 389 millones; Granada, 22 millones; Haití, 112 millones; Panamá, 515 millones; Paraguay, 274 millones, y Santa Lucía, 29 millones.

El RCF cuenta con un periodo de gracia de cinco años y medio y un plazo de amortización de 10 años, sin intereses; mientras el RFI tiene que ser pagado en un periodo de entre tres y cinco años, a un tipo de interés bajo.

En paralelo, Honduras, que ya contaba con un programa en marcha con el FMI, pidió reforzar el apoyo ante los problemas derivados por el coronavirus con 200 millones de dólares adicionales.

Por otro, lado Colombia solicitó recientemente una ampliación de su línea de crédito flexible hasta los 10.800 millones de dólares. México, la segunda economía regional, cuenta con otra línea de crédito similar, por valor de 61.000 millones de dólares.

Ambos países pueden recurrir a estos fondos, que en principio son de carácter precautorio, para hacer frente a las tensiones financieras derivadas de la pandemia. A nivel global, el FMI aprobó hasta ahora más de 17.600 millones de dólares a más de medio centenar de países todo el mundo para aliviar la carga económica de la pandemia.