MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 06:42 UTC

 

 

Bolsonaro resalta respaldo a Guedes y política económica liberal de apertura

Martes, 28 de abril de 2020 - 08:36 UTC
“No seremos Argentina ni Venezuela, estamos en otro camino, el camino de la prosperidad, no en el camino de la desesperación”, prometió Guedes “No seremos Argentina ni Venezuela, estamos en otro camino, el camino de la prosperidad, no en el camino de la desesperación”, prometió Guedes

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro aprovechó el lunes para dar una señal de fortaleza política al mostrar un gabinete unido en torno a su figura y respaldar a uno de sus férreos aliados, Paulo Guedes, y su política económica liberal, frente a la interna que existe con el ala militar del gobierno.

 “No seremos Argentina ni Venezuela, estamos en otro camino, el camino de la prosperidad, no en el camino de la desesperación”, prometió Guedes, durante la reunión en el Palacio de la Alvorada que mantuvo Bolsonaro con varios de sus ministros.

Además de mostrarse fuerte en el gobierno, Bolsonaro también buscó dar un inequívoco respaldo al economista liberal Guedes frente a los sectores militares que presionan para que el Estado tenga un rol más protagónico en la economía y en la etapa de la recuperación de la pandemia.

En concreto, el presidente respaldó al ministro frente al plan de obra pública con mayor intervención estatal diseñado por el ala militar, comandada por el general Walter Braga Netto, jefe de gabinete desde febrero. “Guedes es el que decide en la economía”, dijo el presidente. “Marca el norte y nos da las recomendaciones”.

Fortalecido, Guedes replicó a los militares que buscaban reactivar la obra pública, con fondos presupuestales sin su aval.

“Más intervención fue corrupción en el pasado. Este plan de obra pública será hecho dentro de los programas nuestros de recuperación y estabilidad fiscal”, advirtió, dejando claro que él dictará el rumbo de la política económica del país.

Y paso seguido, explicó la posición del gobierno en medio de la pandemia y de la crisis sanitaria y económica que vive el país y el mundo entero: “Los empleados públicos no tendrán aumento de salario ni paritarias por un año y medio. No pueden tener la heladera llena estando en casas por la pandemia y no querer ayudar al resto de Brasil que está sufriendo con el comercio cerrado”.

Mientras tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, pareció despejar la posibilidad de un juicio político a Bolsonaro porque en estos momentos la ”prioridad“ del parlamento debe ser el combate a la pandemia de coronavirus.

”Tenemos que orientar la agenda hacia lo que preocupa todos los brasileños, que es el enfrentamiento al coronavirus; no es que el resto de temas no preocupen, pero necesitan paciencia para analizar la situación”, dijo Maia en conferencia de prensa. Maia ya recibió cerca de 30 pedidos formales de juicio político al mandatario, según la prensa local