MercoPress, in English

Miércoles, 24 de abril de 2024 - 18:03 UTC

 

 

Afro-argentina designada embajadora ante la Santa Sede

Sábado, 7 de marzo de 2020 - 06:54 UTC
María Fernanda Silva es una diplomática de carrera, desciende de la diáspora de Cabo Verde y tiene una trayectoria de más de 30 años de servicios exteriores María Fernanda Silva es una diplomática de carrera, desciende de la diáspora de Cabo Verde y tiene una trayectoria de más de 30 años de servicios exteriores

Argentina oficializó la designación de María Fernanda Silva como embajadora ante la Santa Sede, con la publicación del decreto 246 en el Boletín Oficial del viernes.

“Designase Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de la República ante la Santa Sede a la señora Ministra Plenipotenciaria de Primera Clase María Fernanda Silva”, dice el artículo 2 de la norma, firmada por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el canciller Felipe Solá.

Silva, cuyo plácet de estilo fue otorgado en tiempo récord por el Vaticano, es una diplomática de carrera, desciende de la diáspora caboverdeana y tiene una trayectoria de más de 30 años de servicios exteriores de Argentina.

Antes de partir al Vaticano, la designada embajadora será homenajeada por la comunidad afro-argentina, que reconoce en la diplomática un “símbolo del activismo negro” en el país.

A mediados de febrero el Vaticano otorgó el plácet de estilo a María Fernanda Silva como embajadora de la Argentina ante la Santa Sede, apenas semanas después del paso por esa sede del presidente Allberto Fernández.

La aceptación fue confirmada por la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires, sólo 9 días después que el Ejecutivo presentara ante la sede diplomática el pliego para que Silva se convierta en la representante argentina ante El Vaticano.

A fines de enero, el Gobierno había entregado a la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires el pliego de Silva para que se convierta en embajadora. Silva será la primera mujer en ocupar la jefatura de la embajada argentina ante el Vaticano, donde ya fue antes la número dos hasta 2015.