MercoPress, in English

Lunes, 16 de mayo de 2022 - 15:18 UTC

 

 

La monarquía británica redefine el rol del Principe Harry y su esposa Meghan

Lunes, 20 de enero de 2020 - 02:54 UTC
Harry seguirá siendo príncipe y el sexto heredero en la línea sucesoria del trono británico. Harry seguirá siendo príncipe y el sexto heredero en la línea sucesoria del trono británico.

El príncipe Harry y su esposa Meghan renunciaron a sus títulos de “alteza real” como duque y duquesa de Sussex entre una serie de modificaciones al status de la pareja anunciadas el sábado por el Palacio de Buckingham.

Los nuevos arreglos entrarán en vigencia en la “primavera de 2020”. La pareja mantendrá sus títulos de Duque y Duquesa, pero ya no usarán los prefijos de Su Alteza Real y Su Alteza Real. Serán conocidos como Harry, duque de Sussex y Meghan, duquesa de Sussex. Harry seguirá siendo un príncipe y sexto en la línea sucesoria del trono británico.

El acuerdo también exige que Meghan y Harry paguen el dinero de los contribuyentes que se gastó en la renovación de su hogar cerca del Castillo de Windsor.

La pareja además renunciará a los fondos públicos, aunque el padre de Harry, el príncipe Carlos, continuará ofreciendo apoyo financiero privado, según una fuente vinculada a la realeza.

La monarquía británica fue sacudida a principios de mes cuando los Sussex anunciaron que querían reducir sus obligaciones y probablemente establecerse en Canadá.

En los últimos días, la Reina y su familia han estado trabajando con funcionarios sobre cómo este retiro de la vida pública funcionará en la práctica para Harry, de 35 años, y su esposa estadounidense, la ex actriz Meghan, de 38.

“Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia”, dijo la reina Isabel en un comunicado. “Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado del intenso escrutinio en los últimos dos años y apoyo su deseo de una vida más independiente ... Es la esperanza de toda mi familia que el acuerdo de hoy les permita comenzar a construir una nueva vida feliz y pacífica”, agregó la Reina.

La pareja se casó en mayo de 2018 en el Castillo de Windsor.

“Aunque ya no pueden representar formalmente a la Reina, los Sussex han dejado en claro que todo lo que hagan continuará manteniendo los valores de su majestad”, señaló una portavoz del Palacio de Buckingham.

Los cambios significan que Harry renunciará a sus patrocinios militares y su papel como Embajador de la Juventud de la Commonwealth, así como a pagar por la renovación de la residencia de la pareja en Inglaterra en Frogmore Cottage, por un valor de alrededor de 2.4 millones de libras (US $ 3.1 millones).

 

Categorías: Política, Internacional.