MercoPress, in English

Viernes, 20 de mayo de 2022 - 11:36 UTC

 

 

EE.UU., Brasil y aliados siguen reconociendo a Guaidó como jefe de la Asamblea Nacional

Lunes, 6 de enero de 2020 - 09:51 UTC
EE.UU. acusó al gobierno de ir “en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes”,  después que el diputado disidente Luis Parra se juramentó como nuevo presidente EE.UU. acusó al gobierno de ir “en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes”, después que el diputado disidente Luis Parra se juramentó como nuevo presidente
El canciller de Brasil, Ernesto Araujo acusó a Maduro de intentar evitar por la fuerza un voto legítimo en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó El canciller de Brasil, Ernesto Araujo acusó a Maduro de intentar evitar por la fuerza un voto legítimo en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó

Mientras las imágenes del autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó, se suceden en las redes sociales, los gobiernos de Estados Unidos y Brasil fueron los primeros en apoyar a la oposición a Nicolás Maduro y denunciar las irregularidades en la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional (AN).

Estados Unidos acusó el domingo al gobierno de ir “en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes”, pocos minutos después de que el diputado disidente de las filas de la oposición Luis Parra se juramentó como nuevo presidente del congreso.

“La democracia no puede ser intimidada”, escribió en un tweet la embajada de Estados Unidos, que poco antes había también denunciando a las fuerzas de seguridad venezolanas por impedir la entrada de diputados que adversan a Maduro a la sesión.

Por su parte, el canciller del gobierno de Jair Bolsonaro, Ernesto Araújo, acusó a Maduro de “intentar evitar por la fuerza un voto legítimo en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó para la presidencia de la AN y el gobierno interino, crucial para la redemocratización del país”. “Brasil no reconocerá ningún resultado de esta violencia y afrenta a la democracia”, subrayó.

También los gobiernos de Colombia y Paraguay, ambos aliados de Guaidó, quien es reconocido como presidente legítimo de Venezuela por más de medio centenar de países, repudiaron la rocambolesca sesión legislativa.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza categóricamente que se haya impedido el acceso de los diputados legítimamente elegidos al recinto de la Asamblea Nacional, así como a los medios de comunicación independientes. El resultado de un proceso de elección de la Mesa Directiva realizado de manera fraudulenta, sin transparencia ni garantías, no será reconocido por el Estado colombiano”, alertó el ejecutivo de Iván Duque.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, dijo que “el atropello” contra Guaidó “es una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro” que “aleja aún más a Venezuela de la senda democrática”.

“El Paraguay insta al cese inmediato de todo acto intimidatorio que impida el ejercicio de las libertades fundamentales perpetrado contra los parlamentarios de la AN y del Presidente Encargado Juan Guaidó”, escribió en Twitter el canciller Antonio Rivas Palacio.