MercoPress, in English

Viernes, 15 de octubre de 2021 - 22:56 UTC

 

 

Diputados aprueba juicio político a Trump; Senado republicano juzgará

Jueves, 19 de diciembre de 2019 - 08:31 UTC
Trump se convierte en el tercer Presidente en la historia de EE.UU. que se someterá a un “impeachment”, tras Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869). Trump se convierte en el tercer Presidente en la historia de EE.UU. que se someterá a un “impeachment”, tras Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869).

Este miércoles la Cámara Baja de Estados Unidos aprobó realizar un juicio político contra el Presidente Donald Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Desde las 9:00 hora de EE.UU., los 431 congresistas debatieron sobre los dos cargos que pesan sobre el Presidente estadounidense a raíz del escándalo de Ucrania.

El Mandatario es acusado de abuso de poder por haber presionado a Kiev con el fin de lograr investigaciones que le beneficiarían de cara a las elecciones de 2020. Junto con esto, se le acusa de haber utilizado ayudas militares y una invitación a la Casa Blanca como moneda de cambio.

El segundo cargo alude a la obstrucción al Congreso por haber tratado de entorpecer la investigación. Los resultados del primer artículo del “impeachment” contra Trump, sobre el abuso de poder, fue aprobado con 230 votos a favor y 197 en contra, por lo tanto los demócratas logran los votos necesarios para acusar al Mandatario. Mientras que el segundo fue aprobado por 229 votos a favor y 198 en contra, con lo que los demócratas logran los votos necesarios para acusar al Presidente de obstrucción al Congreso.

De esta manera, Trump se convierte en el tercer Presidente en la historia de Estados Unidos que se someterá a un “impeachment”, tras Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869).

Según medios internacionales, la suerte de Trump ya estaba echada, ya que la mayoría demócrata de la Cámara había anunciado que votaría a favor del juicio. Ahora el “impeachment” pasará al Senado, donde se espera su absolución, porque tendría el camino despejado, ya que los republicanos, quienes controlan la Cámara Alta, han cerrado filas en torno al Presidente Además se necesitan dos tercios de los votos para aprobarlo, es decir 67 de los 100 senadores, donde 53 son republicanos.