MercoPress, in English

Jueves, 21 de octubre de 2021 - 15:53 UTC

 

 

Evo y su comitiva llegan a Buenos Aires como refugiados políticos

Viernes, 13 de diciembre de 2019 - 09:59 UTC
“Queremos el compromiso de Evo de no hacer declaraciones políticas”, dijo Solá. “Queremos el compromiso de Evo de no hacer declaraciones políticas”, dijo Solá.

El ex presidente boliviano Evo Morales aterrizó ayer jueves en el aeropuerto internacional Ezeiza de Buenos Aires en medio de estrictas medidas de seguridad y alto secreto para establecerse en el país donde se le ha otorgado asilo político, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Sola, a los periodistas.

“Se siente mejor aquí que en México”, agregó Solá. “Está aquí para quedarse”, continuó.

Morales renunció a la presidencia de Bolivia luego de disturbios militares y civiles sobrevinientes a las denuncias de fraude electoral que marcaron los comicios de octubre.

El ministro del Interior argentino, Eduardo de Pedro, está ahora a cargo de finalizar los detalles para confirmar el estatus de refugiado de Morales, que no será una carta blanca. “Queremos el compromiso de Evo de no hacer ninguna declaración política” mientras esté en Argentina. “Es una condición que solicitamos”, subrayó Solá.

El gobierno argentino del presidente Alberto Fernández no reconoce la administración de Jeanine Áñez, quien prestó juramento como presidente interina de Bolivia después de la renuncia de Morales, a la espera de elecciones generales. “Para nosotros en Bolivia hay un gobierno de facto, no usaría ningún otro adjetivo”, enfatizó Solá.

Morales llegó a Argentina junto con el ex vicepresidente Álvaro García Linera y otros funcionarios de menor rango. Los hijos de Morales han estado en Argentina incluso desde antes de la asunción de Fernández el pasado 10 de diciembre.

Ante la llegada de Evo a la Argentina, el subsecretario de Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos, Michael Kozak, dijo que el ex presidente boliviano dejó el cargo debido a “graves irregularidades” en las elecciones presidenciales de octubre y basó sus afirmaciones en el informe final de la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual determinó que ese había sido el caso, junto con una “manipulación dolorosa” de los datos electorales.

Kozak se reunió el miércoles con Fernández, en la Casa Rosada. También estuvieron presentes en el encuentro Solá, el Secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz, y el próximo embajador de Argentina en Washington, Jorge Argüello.

La reunión resulta de importancia luegol de que el titular de asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carone, decidiera no asistir a la toma de posesión de Fernández debido a la presencia de un dignatario venezolano del régimen de Nicolás Maduro.