MercoPress, in English

Jueves, 21 de octubre de 2021 - 14:01 UTC

 

 

Mercosur abordará aranceles de EE.UU. al acero y aluminio de Brasil y Argentina

Martes, 3 de diciembre de 2019 - 09:50 UTC
“Brasil y Argentina han efectuado una masiva devaluación de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores”, sostuvo Trump “Brasil y Argentina han efectuado una masiva devaluación de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores”, sostuvo Trump
Por lo tanto, con efecto inmediato, restableceré aranceles sobre todo al acero y al aluminio enviado a EE.UU. desde esos países”, tuiteó Trump Por lo tanto, con efecto inmediato, restableceré aranceles sobre todo al acero y al aluminio enviado a EE.UU. desde esos países”, tuiteó Trump
Bolsonaro, reconocido admirador de Trump dijo que no cree se trate de una represalia y mostró su esperanza que Trump revea la situación Bolsonaro, reconocido admirador de Trump dijo que no cree se trate de una represalia y mostró su esperanza que Trump revea la situación

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump anunció este lunes que restablecerá aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Brasil y Argentina, sorprendiendo a las autoridades de ambos países que buscan explicaciones por la medida. Asimismo el tema encabezará la agenda de la cumbre del Mercosur el jueves en Bentos Goncalves, Rio Grande del Sur.

Las acciones de los mercados emergentes y el peso mexicano, altamente sensible al comercio, cayeron a mínimos de sesión tras el anuncio de Trump, que fue comunicado en un tuit que no aportó más detalles sobre las medidas previstas.

“Brasil y Argentina han efectuado una masiva devaluación de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, con efecto inmediato, restableceré los Aranceles sobre todo el Acero y Aluminio enviado a Estados Unidos desde esos países”, tuiteó Trump en las primeras horas del día.

El mensaje causó sorpresa en las dos principales economías de Sudamérica, cuyas monedas registraron fuertes caídas frente al dólar en los últimos meses y han tomado medidas para revertir la situación.

Estados Unidos había eximido a los dos países de pagar impuestos adicionales a las importaciones de acero y aluminio -más un cupo de embarques libres de arancel- en marzo del 2018, en momentos en que escalaba el conflicto comercial con China que hoy en día aún continúa.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un reconocido seguidor de Trump, dijo en una entrevista en una radio local que no cree que la decisión sea una represalia. No obstante, también mostró su esperanza de que Trump muestre compasión por la economía brasileña, dependiente de las materias primas.

“Voy a conversar con él para que no nos penalice con una sobretasa en el precio del aluminio”, señaló. “Nuestra economía viene básicamente de las materias primas. Espero que entienda, que no nos penalice en lo que respecta a eso y tengo casi la certeza de que nos va a atender”.

Mientras, el ministro de Producción de Argentina, Dante Sica, admitió que no esperaban la decisión del Gobierno estadounidense.

“No hubo ninguna señal de que iba a haber un cambio en las condiciones comerciales”, sostuvo Sica, agregando que había pedido conversar con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

El Ministerio de Producción de Argentina, en tanto, dijo que el país está avanzando con Brasil en la definición de una posición y acciones conjuntas respecto a la medida, que dificulta el acceso a un mercado que representó ventas por US$ 520 millones en lo que va del año para la tercera mayor economía de América Latina.

En tanto, el Instituto de Acero de Brasil dijo en un comunicado que la decisión de Trump había dejado al organismo “perplejo”. “La decisión de gravar al acero brasileño como una manera de compensar al productor rural estadounidense es una represalia a Brasil”, explicó el instituto.

La Cámara Argentina del Acero (CAC) señaló el lunes su “fuerte preocupación” por la decisión de Estados Unidos de restablecer aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes del país austral y de Brasil. Pidió a los Gobiernos de los dos países sudamericanos que traten el problema en la cumbre del Mercosur que se desarrollará el jueves.