MercoPress, in English

Lunes, 16 de mayo de 2022 - 15:15 UTC

 

 

Maduro acusó a Colombia de preparar un “conflicto armado” para desviar la atención de problemas internos

Lunes, 2 de diciembre de 2019 - 10:36 UTC
“Tengo información de primer orden de que se pretende un conjunto de provocaciones para un conflicto armado,” sostuvo Maduro “Tengo información de primer orden de que se pretende un conjunto de provocaciones para un conflicto armado,” sostuvo Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó nuevamente al Gobierno de Colombia de preparar un “conflicto armado” en la extensa frontera que ambos países comparten, esta vez, para “desviar” la atención de las protestas contra las medidas del presidente colombiano, Iván Duque.

“Tengo información de primer orden de que se pretende un conjunto de provocaciones para un conflicto armado, para un escarceo armado en la frontera colombo-venezolana, para desviar la atención de la rebelión popular de los colombianos y colombianas contra Iván Duque”, dijo en un acto con trabajadores ferroviarios en Caracas.

“Lo denuncio y le digo a la Fuerza Armada como comandante en jefe: a prepararse para defender la soberanía y el derecho a la paz de Venezuela”, continuó, mientras aseguró que en el plan también participa el “Comando Sur” de Estados Unidos.

En tanto en la oposición quedó expuesto que el reciente despido de un embajador destapó denuncias de corrupción dentro de los principales partidos opositores al chavismo y dejó al descubierto una crisis política en las filas del gobierno interino designado por la Asamblea Nacional (AN), el parlamento en el que esos sectores tienen mayoría.

Como consecuencia, el presidente de la AN y mandatario encargado de la república, Juan Guaidó, anunció “la intervención y la reestructuración inmediata” de la Comisión de Contraloría del parlamento y la suspensión “de todas las responsabilidades” legislativas de un grupo de diputados mientras se investigan las denuncias.

El texto, breve y formal, solo argumentó “modificaciones” en la política exterior del gobierno interino, pero fuentes próximas a Guaidó afirmaron que Calderón Berti “estaba en una conspiración paralela” con líderes chavistas para “sacar del juego” al mandatario encargado.