MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:19 UTC

 

 

Gobierno y empresas de Falklands chocan por el incremento de aranceles a la industria de pesca

Viernes, 29 de noviembre de 2019 - 07:49 UTC
El calamar Loligo y la merluza negra son algunas de las capturas que tienen gran impacto para la industria pesquera y la economía de las Islas      El calamar Loligo y la merluza negra son algunas de las capturas que tienen gran impacto para la industria pesquera y la economía de las Islas
La legisladora MLA Teslyn Barkman reconoció que la rentabilidad de las empresas pesqueras debe ser monitoreada y los aranceles deben ser revisados anualmente  La legisladora MLA Teslyn Barkman reconoció que la rentabilidad de las empresas pesqueras debe ser monitoreada y los aranceles deben ser revisados anualmente
El Argos Cies, una de las últimas incorporaciones a la flota de las Falklands. Fue construido en los astilleros de Nodosa, Galicia y costó 21 millones de Euros El Argos Cies, una de las últimas incorporaciones a la flota de las Falklands. Fue construido en los astilleros de Nodosa, Galicia y costó 21 millones de Euros

Una fuerte crítica y polémica se desató entre la industria de productos de mar de las Islas Falklands y el gobierno a propósito del nuevo régimen de pesca, y los aranceles para el sistema de Cuotas Individuales Transferibles, sobre todo para la merluza negra y el calamar Loligo, incrementados en 50%, que según el sector estarían entre los más altas del mundo y condicionarían el costoso proceso de renovación de los pesqueros

El Consejo Ejecutivo de las Islas argumenta que la decisión es resultado de un extensivo y profundo análisis del modelo financiero de toda la industria pesquera, incluyendo utilidades, inversiones e impuestos. Pero la industria se queja que las empresas ya pagan algunos de los aranceles de pesca más altos del mundo (absorben más del 40% de las utilidades) y que tras diez años flacos, con el mejoramiento de condiciones las empresas se abocaron a la renovación de pesqueros, y una nave nueva como las que operan en torno a las Falklands cuesta unos 20 millones de Euros.

Más aún afirman que la decisión del gobierno hará caer el nivel de futuros retornos, amenaza la confianza de inversores y hará el acceso a financiación para las empresas mucho más difícil. Ni decir que será en detrimento de la reputación de las Falklands en materia de fiscalidad estable, un factor importantísimo para las empresas locales y el plan de desarrollo de las Islas.

A continuación reproducimos dos comunicados, el del gobierno de las Falklands referido a los nuevos aranceles para las ITQ y el del Sector de Productos de Mar de las Falklands lamentándose que el gobierno lo esquilma en otros £4 millones al año.

“El Consejo Ejecutivo de las Islas Falkland este miércoles aprobó el régimen de aranceles para las ITQ que verán un incremento del 50% para la merluza negra y el calamar Loligo, en tanto una reducción del 20% para peces raya y del 5% en las especies restringidas de peces de escamas.

Este año se realizó un análisis más extensivo y de fondo del modelo financiero de la industria de la pesca, incluyendo utilidades, inversiones programadas y su contribución en impuestos corporativos.

Un abanico de opciones se desplegó en un estudio del Consejo Ejecutivo, y la opción elegida representa unos £3.9 millones adicionales de ingresos para la tesorería por año.

Los legisladores electos de las Islas también expresaron que al hacerse el recalculo este año, no habrá incrementos en los aranceles de los ITQ por el resto del mandato de esta Asamblea.

La legisladora Teslyn Barkman, responsable por el área de pesca en la Asamblea resaltó que el sector había dejado muy en claro que las empresas pesqueras necesitaban operar con rentabilidad, a la vez que invertían en el crecimiento del sector, incluyendo la renovación de la flota.

”Reconocemos que la rentabilidad del sector necesita ser monitoreado de cerca. Los aranceles deben ser revisados anualmente y rebajados si resulta necesario”.

Como información de antecedentes, el comunicado expresa que en octubre, el Consejo Ejecutivo acordó como avanzar en la revisión del sistema de ITQ incluyendo un proceso para renovar y extender el actual sistema. A partir de dicha revisión se desarrolló un Acuerdo entre la industria de pesca y el gobierno de las Falklands en cuanto a la dirección futura del sector pesca.

Este reconoce al sector pesca como el de mayor empuje para la economía de las Falklands y plantea un proceso que contempla la renovación de las asignaciones de las empresas de sus ITQs hasta el 2046. Este compromiso a largo plazo tendría que proporcionar estabilidad y certeza para las decisiones de inversión y la planificación empresarial a largo plazo, concluye el comunicado.

Por su parte el Sector de Productos de Mar de las Islas Falkland sostuvo que la reciente decisión del Consejo Ejecutivo de las Islas, con la participación de los legisladores electos, MLAs Elsby, Bragger y Edwards, de incrementar los aranceles pagos por las empresas de pesca locales en un 50% significará un aumento de costos del orden de las £4 millones por año. El incremento apunta especialmente a los tenedores de cuotas para el calamar Loligo y la merluza negra.

La industria se siente estupefacta y extremadamente preocupada por esta decisión que tendrá implicancias para todo el sector al igual que el clima de negocios en las Islas.

La decisión no cuenta con sustento alguno de un análisis objetivo y se reduce a no otra cosa que un gobierno que se siente más fuerte y apunta a los balances de los últimos tres años de empresas, y decidir incrementar el peso de los aranceles.

Las empresas de pesca de las Falklands pagan algunos de los aranceles más altos del mundo. Proyecciones realizadas independientemente indican que con este impuestazo la proporción del gobierno en el rubro utilidades se ubicará por encima del 40%, aún sin este arancel adicional.

Durante mucho de los últimos diez años las utilidades de las empresas han sido insuficientes para apoyar una renovación de pesqueros, pero tan pronto el desempeño mejoró, las empresas comenzaron programas de reemplazo de pesqueros, y una inversión promedio en una nave nueva es de aproximadamente unos 20 millones de Euros.

La decisión de incrementar aranceles reducirá el futuro nivel de retornos y socavará la confianza de los inversores a la vez que hará el acceso a capitales mucho más difícil para las empresas del sector. Es perjudicial para la reputación de estabilidad fiscal de las Falklands que ha sido un factor tan importante para el mundo empresarial y el Plan de desarrollo de las Islas.

Las implicancias de este cambio en el enfoque fiscal del gobierno, darse cuenta que el gobierno se siente con la libertad de incursionar en las reservas a la vez que minar el futuro de exitosos emprendimientos, particularmente cuando las incertidumbres globales y del Brexit, serán sentidos por todos los sectores en las Islas Falkland para detrimento de la totalidad de la economía.