MercoPress, in English

Martes, 18 de enero de 2022 - 09:54 UTC

 

 

Enviado de ONU viaja a Bolivia para posible mediación en la situación

Viernes, 15 de noviembre de 2019 - 09:19 UTC
Antonio Guterres, encargó al experimentado diplomático francés Jean Arnault, que ejerza como su enviado personal y se reúna con todos los actores bolivianos. Antonio Guterres, encargó al experimentado diplomático francés Jean Arnault, que ejerza como su enviado personal y se reúna con todos los actores bolivianos.

Respondiendo a solicitudes de la situación planteada en Bolivia, un enviado de la ONU ha sido despachado al país del altiplano para tratar de mediar entre las distintas fuerzas políticas en busca de una solución pacífica a la crisis que desencadenó la renuncia de Evo Morales a la presidencia, anunció la organización.

El jefe de Naciones Unidas, Antonio Guterres, encargó esa tarea al experimentado diplomático francés Jean Arnault, que ejercerá como su enviado personal y se reunirá con todos los actores bolivianos.

El objetivo de la ONU es “apoyar los esfuerzos para lograr una solución pacífica a la crisis, incluyendo a través de elecciones transparentes, inclusivas y creíbles”, explicó a los periodistas el vocero Stéphane Dujarric.

Morales, quien llegó el martes a México en condición de asilado, renunció el domingo último ante una recomendación de los militares después de que se publicara un informe de la OEA en el que se denunciaban irregularidades en los comicios del 20 de octubre, en los que había sido reelegido para un cuarto mandato.

Desde el exilio en México, Morales solicitó al papa Francisco y a la ONU que intercedan para pacificar a la convulsionada Bolivia.

”Pido a organismos internacionales como la #ONU, países amigos de Europa e instituciones como la Iglesia Católica representada por el hermano @Pontifex_es (la dirección del papa en Twitter) acompañarnos en el diálogo para pacificar nuestra querida Bolivia“, escribió en un tuit.

”La violencia atenta contra la vida y la paz social, agregó.

Poco antes, Morales había condenado la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, “de reconocer al gobierno de facto y autoproclamado por la derecha”.

”Después de imponer a Guaidó (presidente del Parlamento venezolano), ahora proclama a Áñez. El golpe de Estado que provoca muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica que viene desde Estados Unidos“, acotó.

Este jueves desde Moscú se informó que se había reconocido el gobierno transitorio ahora encabezado por la ex senadora Añez.

Morales renunció a su cargo el domingo último y denunció un golpe de Estado ”político, cívico y policial” en su contra, y varias horas después viajó a México con su novia, gracias a un asilo político que le brindó el gobierno de Andrés López Obrador.