MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 14:19 UTC

 

 

Sismo en el partido de gobierno de Brasil: denuncian a Bolsonaro de comprar votos de parlamentarios

Sábado, 19 de octubre de 2019 - 10:18 UTC
La declaración se produjo en medio de una batalla por cargos de poder dentro del PSL, el partido de Bolsonaro investigado por fraude electoral La declaración se produjo en medio de una batalla por cargos de poder dentro del PSL, el partido de Bolsonaro investigado por fraude electoral

El jefe del bloque de diputados del gobernante Partido Social Liberal, el ex comisario Waldir Soares, acusó el viernes al presidente Jair Bolsonaro de haber comprado votos de parlamentarios, lo cual puede abrir el camino hacia el inicio de un juicio político de destitución.

 La declaración se produjo en medio de una batalla por cargos de poder dentro del PSL, el partido de Bolsonaro investigado por fraude electoral en las elecciones de 2018.

“Yo dije que podía implosionar al gobierno el audio divulgado por la prensa con el presidente intentando comprar diputados, ofreciendo cargos y el control partidario a aquellos que votaran al hijo del presidente como jefe de bloque”, dijo el legislador, conocido como Comisario Waldir.

Waldir es el jefe del bloque del gobernante PSL en la Cámara de Diputados y el miércoles por la noche sufrió un levantamiento de la oposición interna, debido a que el presidente Bolsonaro quería que ese cargo lo ocupara su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro.

En diálogo con periodistas, dijo que cualquier intento de abrir un impeachment contra Bolsonaro no será realizado por el partido oficialista. “Eso le cabe a la sociedad y a los otros partidos decidir”, subrayó el ex comisario, famoso por hacer campaña armado en favor de Bolsonaro en 2018.

El miércoles Waldir Soares fue grabado en forma clandestina en una reunión del PSL diciendo que iba a implosionar el gobierno. En esa ocasión, también llamó “canalla” a Bolsonaro.

La conducción del PSL no sólo significa el mando del partido oficialista sino también el control de unos US$ 94 millones de fondos para campañas electorales, entre ellas las municipales y la posible reelección de Bolsonaro. De ahí el interés del presidente en colocar a uno de sus hijos al frente del partido y de los fondos electorales, legítimos, que corresponden a los votos conseguidos por el partido del presidente.

Categorías: Política, Brasil.