MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 03:02 UTC

 

 

Beijing y EE.UU. anuncian nueva ronda de negociación comercial en octubre en Washington

Jueves, 5 de setiembre de 2019 - 09:45 UTC
El intercambio telefónico estuvo encabezado por el Vice Primer Ministro chino Liu He, y el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin El intercambio telefónico estuvo encabezado por el Vice Primer Ministro chino Liu He, y el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin

Este miércoles el Ministerio de Comercio de China informó en un breve comunicado que los equipos negociadores de Beijing y Estados Unidos se reunirán a principios de octubre en Washington para seguir buscando una solución a la guerra comercial que enfrenta a ambas potencias desde principios del pasado año.

“Las dos partes acordaron mantener la decimotercera ronda de negociaciones económicas y comerciales de alto nivel entre China y EE. UU. en Washington a principios de octubre, tras lo que ambas partes estarán en contacto constante”, indica el texto.

Agrega que “el equipo de trabajo realizará reuniones en profundidad a mediados de septiembre para prepararse para un importante progreso de las negociaciones de alto nivel. Ambas partes acordaron que deberían trabajar juntas y poner en marcha acciones prácticas para crear las condiciones favorables para las negociaciones”.

El acuerdo para esta nueva ronda de negociación, llega tras una nueva llamada telefónica entre las partes. En la conversación telefónica participaron el Vice Primer Ministro chino y líder negociador de los asiáticos, Liu He, el ministro de Comercio, Zhong Shan, el Gobernador del Banco Popular de China (el banco central), Yi Gang, y el subdirector de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, Ning Jizhen. Del lado estadounidense, participaron el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el representante de Comercio Wright Heze.

Se trata del primer contacto del que se tiene constancia desde que el pasado domingo entraran en vigor los nuevos aranceles tanto chinos como estadounidenses a las importaciones del país rival. La guerra comercial entre EE.UU. y China, desencadenada por el agresivo proteccionismo de Trump desde su llegada al poder en enero de 2017, alcanzó su punto álgido en mayo, con la imposición de un arancel del 25% a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares, casi la mitad del total.

A ello respondió Beijing con la aplicación de gravámenes similares a 110.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses. Con su guerra comercial, Trump se ha fijado la meta de equilibrar el intercambio comercial entre los dos países, ampliamente favorable a China, pero hasta ahora y pese a la imposición de aranceles ha tenido poco o nulo resultado.

Pero las “tensiones comerciales” entre las dos mayores economías del mundo tienen consecuencias globales y, en sus últimas previsiones de crecimiento global, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó sus proyecciones de expansión global al 3,2 % este año, una décima menos que en abril.