MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 07:28 UTC

 

 

Se desplomó la bolsa argentina a pesar del nombramiento de nuevo ministro

Miércoles, 21 de agosto de 2019 - 10:07 UTC
El índice Merval de Buenos Aires cayó 10,43%, a un cierre provisorio de 27.233,19 unidades, con lo que acumula un derrumbe del 35,17% en lo que va de agosto El índice Merval de Buenos Aires cayó 10,43%, a un cierre provisorio de 27.233,19 unidades, con lo que acumula un derrumbe del 35,17% en lo que va de agosto

El fin de semana renunció el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne y rápidamente, el presidente argentino Mauricio Macri nombró a Hernán Lacunza en su reemplazo.

Pero pese a las optimistas declaraciones del nuevo secretario de Estado respecto al rumbo de la economía, el mercado argentino volvió a registrar una jornada negra tras el feriado del lunes.

Al cierre del martes, la Bolsa de Buenos Aires terminó el día con fuertes pérdidas, en un reacomodamiento de precios después del día festivo de este lunes. Lo anterior, aún enmarcado en los temores políticos y económicos de la plaza bursátil generados por el adverso resultado para el Gobierno de las elecciones primarias, donde el peronista Alberto Fernández lideró las preferencias de los argentinos por una amplia ventaja por sobre el actual Presidente.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires cayó un 10,43%, a un cierre provisorio de 27.233,19 unidades, con lo que acumula un derrumbe del 35,17% en lo que va de agosto. Cabe recordar que frente a la corrida cambiaria generada por la incertidumbre tras las primarias, el Banco Central se comprometió a sostener al tipo de cambio por la nueva escalada inflacionaria tras el cambio en la conducción del Ministerio de Hacienda.

Por su parte, el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, sostuvo que “un equipo del FMI viajará a Buenos Aires pronto” y aseguró que la entidad está siguiendo “de cerca” el desarrollo de los acontecimientos en el país vecino.

Cabe recordar que Argentina cuenta con un plan de rescate aprobado por el FMI que contempla un préstamo de unos US$57.000 millones para reactivar la economía del país. En julio, el FMI empeoró las previsiones económicas para Argentina, con una contracción de 1,3% este año y un crecimiento del 1,1% en 2020, mientras que la inflación cerrará 2019 en el 40%, por encima del 30,5% que el organismo calculaba hace tres meses.