MercoPress, in English

Viernes, 18 de junio de 2021 - 23:49 UTC

 

 

Unión Europea recuerda a Mercosur que Brasil debe cumplir compromisos del Acuerdo de París

Miércoles, 7 de agosto de 2019 - 09:00 UTC
Jair Bolsonaro, destituyó el pasado viernes a Ricardo Galvao del cargo de director del INPE, órgano responsable de controlar y divulgar los datos sobre deforestación Jair Bolsonaro, destituyó el pasado viernes a Ricardo Galvao del cargo de director del INPE, órgano responsable de controlar y divulgar los datos sobre deforestación

La Comisión Europea (CE) recordó, ante las informaciones que indican un aumento de la deforestación del Amazonas brasileña, que el acuerdo de asociación con el Mercosur -que implica el cumplimiento de los compromisos climáticos del Acuerdo de París-, todavía no ha entrado en vigor.

”Recuerdo que el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) no está aún en vigor”, indicó el portavoz comunitario de Agricultura y Comercio, Daniel Rosario, durante la rueda de prensa diaria de la CE.

Ante la preocupación de eurodiputados y ONGs que el pacto comercial entre ambos bloques impulse más la deforestación del Amazonas -los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil apuntan a que ese fenómeno habría crecido un 88 % en junio-, Rosario dijo que “no vamos a comentar los informes”.

En cambio, dejó claro que el acuerdo UE-Mercosur -que aún no se aplica porque debe ser ratificado por los parlamentos de cada parte para que pueda entrar en vigor-, pretende, entre otros, “proteger el clima y evitar la deforestación”.

El europeo recordó, además, que el acuerdo incluye un capítulo específico sobre desarrollo sostenible que “tiene provisiones para que las partes respeten sus compromisos con el acuerdo de París” contra el cambio climático. “Esperamos que las partes lo respeten y se atengan a ellos”, añadió.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyó el pasado viernes a Ricardo Galvao del cargo de director del INPE, órgano responsable de controlar y divulgar los datos sobre deforestación en el Amazonas, tras acusarlo de perjudicar la imagen del país por divulgar informaciones supuestamente falsas sobre la destrucción del Amazonas. El líder brasileño viene acusando a sus funcionarios de actuar con mala fe, de no ser patrióticos y de servir a intereses de partidos de la oposición desde la publicación de los datos del aumento de la deforestación.