MercoPress, in English

Martes, 25 de junio de 2019 - 03:35 UTC

 

 

Macri sorprende con la postulación del peronista Pichetto para vicepresidente

Martes, 11 de junio de 2019 - 21:48 UTC
La decisión de Macri de elegir al senador Pichetto para la vicepresidencia ha provocado comentarios controvertidos en todo el país La decisión de Macri de elegir al senador Pichetto para la vicepresidencia ha provocado comentarios controvertidos en todo el país

El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció el martes que eligió al líder de la bancada opositora del Senado, el justicialista (peronista) Miguel Ángel Pichetto, como su candidato a vicepresidente para las elecciones de este año.

Macri publicó en su Twitter “tendremos que construir acuerdos con gran generosidad y patriotismo donde todos los argentinos que comparten estos valores contribuyen desde su lugar [y] por todo esto quiero anunciar que Miguel Ángel Pichetto me acompañará como candidato a vicepresidente”.

Macri describió a su inesperado socio como “un estadista, que a través de los difíciles años de gobierno he llegado a conocer y respetar su compromiso con la Patria y sus instituciones”, según su cuenta oficial de Twitter.

Pichetto, senador por la provincia de Río Negro, fue fuertemente criticado por impedir que la Cámara Alta despojara a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, también senadora en ejercicio desde 2017, de su inmunidad parlamentaria para que pudiera ser arrestada en los juicios por corrupción que enfrenta por supuestas faltas durante sus ocho años al mando del país.

Pero a pesar de eso, Macri advirtió que “los argentinos enfrentamos una oportunidad histórica para consolidar nuestra democracia”. Agregó que “en las próximas elecciones decidiremos si queremos vivir en una república o regresar a un autoritarismo populista”.

Macri ya ha sido calificado de traidor por sus votantes pro-vida de 2015 desde que presionó para que el aborto sea legalizado el año pasado. Parecería que la parte anti-peronista de sus partidarios también podría huir ahora que el peronista Pichetto está a bordo y que, con todo, confía en el techo estimado de CFK de alrededor del 30/35 por ciento para permanecer en el cargo después del 10 de diciembre.

De hecho, CFK se postulará para la vicepresidencia, detrás de su ex jefe de gabinete, Alberto Fernández. Pero sus vínculos con los castristas en Cuba y los chavistas en Venezuela, además de la reciente reunión de Alberto con el ex presidente uruguayo José Mujica, colocan a la fórmula Fernández-Fernández más cerca de una izquierda no tan atractiva en la región.

El martes, el presidente pareció no sentirse desanimado cuando expresó “queremos un país donde todos puedan avanzar desde su trabajo. Para eso necesitamos integrar el mundo y mirar hacia el futuro. Queremos una democracia con pluralismo, libertad de prensa y Defensa de los derechos humanos. Queremos combatir el crimen dentro de la ley sin falsas garantías”.

Tras el anuncio, Pichetto renunció como líder de la oposición en el Senado, a petición del senador José Mayans.

La decisión de Macri de elegir al senador Pichetto para la vicepresidencia ha provocado comentarios controvertidos en todo el país.

Los antikirchneristas han exigido en las redes sociales que el juez Claudio Bonadio vuelva a presentar su petición al Senado para que levante la inmunidad de CFK.