MercoPress, in English

Lunes, 20 de mayo de 2019 - 18:31 UTC

Falklands: el éxito de una granja orgánica que abastece a las Islas y los turistas

Martes, 12 de marzo de 2019 - 07:20 UTC
Tim Miller titular de Stanley Growers, emprendimiento que arrancó en 1987 (Foto Hapag_Lloyd blog) Tim Miller titular de Stanley Growers, emprendimiento que arrancó en 1987 (Foto Hapag_Lloyd blog)
Su producción anual incluye 20 toneladas de tomates, 8 de pepinos, 8 de morrones y unas 75.000 lechugas además de una tonelada de papas en tiempo para Navidad Su producción anual incluye 20 toneladas de tomates, 8 de pepinos, 8 de morrones y unas 75.000 lechugas además de una tonelada de papas en tiempo para Navidad
El complejo es calefaccionado con hidrocarburos reciclados: aceites lubricantes, diesel, keroseno. El complejo es calefaccionado con hidrocarburos reciclados: aceites lubricantes, diesel, keroseno.
Entre sus clientes además de la población local se cuentan pesqueros, cruceros y  barcos científicos que recalan en las Falklands Entre sus clientes además de la población local se cuentan pesqueros, cruceros y barcos científicos que recalan en las Falklands

Los invernáculos de Stanley Growers Ltd se encuentran al este de la capital de las Islas Falkland, al pie de una loma y rodeados de unos diez mil árboles en crecimiento, una innovación tecnológica para las Islas que le permiten un autoabastecimiento importante de alimentos frescos a la población.

Por tratarse de un día de visita abierto al público durante febrero, se pudo recorrer el vergel, dos de sus invernáculos hidropónicos calefaccionados y varios de los 44 tubos de polietileno al igual que las quince cuadras plantadas con papas.

Todo comenzó hace años con media cuadra de campo en invernáculo calefaccionado y tres ayudantes que se limitaban a producir unas diez variedades de ensaladas. Ahora el plantel tiene 18 personas y más de cincuenta variedades de ensaladas, hierbas finas, vegetales y frutas de diferentes estaciones a lo largo del año.

Tim Miller es el productor y titular del complejo agropecuario y decidió abrir sus instalaciones a visitas pues dijo que la gente hoy en día es mucho más consciente sobre el medio ambiente y muchos estaban interesados en saber sobre la elaboración de los alimentos frescos y resaltó, “que sorpresa se llevaron, pocos sabían que todo lo que criamos en los invernáculos es totalmente libre de pesticidas”

“Muchos también querían saber cómo nos deshacíamos de los aceites minerales de los motores, lo cual hacemos de forma totalmente amistosa para el medio ambiente, a la vez que lo transformamos en energía para calefaccionar los invernáculos”.

En efecto desde 1998, Stanley Growers utiliza depredadores naturales para el control de pestes y ese mismo año también comenzaron a transformar el descarte de hidrocarburos de las Islas para la calefacción de las instalaciones. A tal punto que desde el 2000 no adquieren combustible para calefaccionar. Aceites minerales, diesel, keroseno de los pesqueros, de los cruceros que visitan las Islas y de los barcos científicos que recalan en Stanley, son aprovechados mediante un sistema aprobado por la petrolera Premier Oil para la disposición y combustión de dichos residuos que también se ajustan a la exigencias aplicables en el Mar del Norte.

Además de la producción local de estación, Tim Miller es el principal importador de las Falklands de vegetales, hierbas finas y frutas durante todo el año. Llegan por vía aérea, una tonelada por semana desde Santiago de Chile y otras 20/30 toneladas se importan por mar desde Montevideo y hasta de Londres.

Los clientes de Stanley Growers son los puestos de venta locales, restoranes, alojamientos fuera de Stanley, los pesqueros, cruceros y barcos científicos a los que proveen de verduras y frutas frescas.

En los depósitos se pueden apreciar las cajas con diferentes frutas desde frutillas y arándanos hasta mandarinas, y si preguntan por las macetas de caléndulas entre las cajas, “muy simple, son para atraer a los moscones locales. pues se trata del único insecto polinizador que existe en las Falklands”.

En cuanto a su producción anual se contabilizan 20 toneladas de tomates, 8 de pepinos, ocho de morrones y unas 75.000 lechugas además de una tonelada de papas en tiempo para las fiestas de Navidad.

En cuanto a los costos, la cuenta de la luz es de unas £32,000 y la del agua de £16,000 al a;os. (Unos 44.000 y 22.000 dólares anuales)

Miller tiene planeado utilizar energía eólica o paneles solares pero por ahora no se puede pues no son compatibles con la planta generadora de electricidad de las Islas. “Puede que esto sea posible con la nueva planta generadora”.

En setiembre pasado las fuerzas británicas dieron por terminado un acuerdo de abastecimiento con Stanley Growers, “fue duro, pero cada vez estamos más confiados de poder funcionar sin ellos. Hemos tenido problemas de liquidez, pero nos vamos sobreponiendo. Tuve que apelar a mis fondos de retiro y renunciar a mi sueldo por doce meses, pero seguimos en carrera”.

Además quien recorra los invernáculos podrá apreciar unos hermosos melones que antes eran para la base pero ahora serán para el mercado local, además resaltó Miller, el turismo crece, y “lo más seguro es que sólo seguirá creciendo”.

Finalmente Tim Miller recordó que uno de los comentarios que más le llegó al corazón fue el de un amigo, de Zimbabue, integrante del equipo de desminado de las Islas quien le comentó que “con cien Tim Millers y el clima de Zimbabue podríamos alimentar al mundo”.

Stanley Growers fue lanzado en 1987 por la Corporación para el Desarrollo de las Falklands y Tim Miller se integró como Gerente asistente en 1988. Fue nombrado Gerente en 1990 y en 1995 junto a su esposa compraron el negocio y en 2010 la totalidad de activos. Empero la tierra sigue perteneciendo al gobierno de las Islas pero en leasing a largo plazo a Stanley Growers (Penguin News).