MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 14:36 UTC

 

 

Trama Bolsonaro: Primera dama de Brasil será examinada por transacción sospechosa

Viernes, 25 de enero de 2019 - 20:36 UTC
La Receita Federal, órgano responsable de la fiscalidad en Brasil, examinará especialmente la cuenta que recibió el valor del cheque sospechoso, a nombre de Michelle Bolsonaro La Receita Federal, órgano responsable de la fiscalidad en Brasil, examinará especialmente la cuenta que recibió el valor del cheque sospechoso, a nombre de Michelle Bolsonaro

Michelle Bolsonaro, primera dama de Brasil, se verá sometida a una examinación del fisco brasileño dentro de una investigación sobre una serie de transacciones sospechosas que involucran al hijo mayor del presidente, según reveló este viernes el diario económico Valor.

El presidente Jair Bolsonaro, quien conquistó la elección de octubre prometiendo una férrea lucha contra la corrupción, había explicado ya en diciembre que un cheque de 24.000 reales (aproximadamente 6.300 dólares) depositado por Fabricio Queiroz, un exempleado de Flavio Bolsonaro, hijo mayor del jefe del Estado, en la cuenta de Michelle Bolsonaro correspondía al reembolso de un préstamo no declarado.

La Receita Federal, órgano responsable de la fiscalidad en Brasil, examinará especialmente la cuenta que recibió el valor del cheque sospechoso. La cuenta en cuestión está a nombre de la ahora primera dama del país.

La Receita Federal afirmó a la AFP que no comenta las informaciones relacionadas con los contribuyentes debido al “secreto fiscal”.

Los movimientos sospechosos de Fabricio Queiroz fueron identificados por el Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF), el órgano antilavado de Brasil.

Este organismo identificó “transacciones atípicas” por una cantidad total de 1,2 millones de reales (unos 300.000 dólares) en 2016 y 2017 incompatibles con los ingresos declarados por el antiguo empleado de Flavio Bolsonaro.

Diputado de la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro (Alerj) y senador federal electo, el hijo mayor del presidente ultraderechista también está en la mira del COAF debido a 48 depósitos sospechosos de un valor total de 96.000 reales (USD 30.000 al tipo de cambio promedio de ese año) realizados en su cuenta bancaria entre junio y julio de 2017.

El primogénito de los Bolsonaro, que asumirá su cargo de senador en febrero, niega cualquier irregularidad y afirma que el dinero fue obtenido de forma transparente mediante la venta de un apartamento en Rio de Janeiro.

En total, 27 diputados y 75 funcionarios de la Asamblea Legislativa de Rio están en la mira de esta investigación del fisco.

Aunque más tarde salió en defensa de Flavio afirmando que este es víctima de “acusaciones infundadas”, Jair afirmó durante una entrevista concedida en Davos este miércoles que su hijo “tendrá que pagar” si se comprueba que ha cometido algún error.

“No es justo usar a un chico para intentar alcanzarme”, había afirmado durante una entrevista con la cadena TV Record.

 

Con información de AFP.

Categorías: Política, Brasil.