MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 11:08 UTC

 

 

Maduro corta relaciones con EE.UU.; Guaidó lo contrarió

Jueves, 24 de enero de 2019 - 11:29 UTC
Guaidó, autoproclamado presidente, instó a todas las Embajadas presentes en Venezuela a desconocer cualquier orden que provenga fuera del “poder legítimo” del país. Guaidó, autoproclamado presidente, instó a todas las Embajadas presentes en Venezuela a desconocer cualquier orden que provenga fuera del “poder legítimo” del país.
Pompeo remarcó que Maduro, al cual tildó de “expresidente”, ”no tiene la autoridad legal para romper las relaciones con EE.UU.” Pompeo remarcó que Maduro, al cual tildó de “expresidente”, ”no tiene la autoridad legal para romper las relaciones con EE.UU.”
Desde el balcón del palacio, ante miles de seguidores, Maduro dijo que se quedará en su puesto y denunció un intento de desbancarlo orquestado por Estados Unidos Desde el balcón del palacio, ante miles de seguidores, Maduro dijo que se quedará en su puesto y denunció un intento de desbancarlo orquestado por Estados Unidos

Con respaldo internacional, el líder del Congreso opositor, Juan Guaidó, se autoproclamó el miércoles presidente encargado de Venezuela ante cientos de miles de simpatizantes demandando la salida del mandatario Nicolás Maduro, que denunció un golpe de Estado motivado por potencias como Estados Unidos, país con quien cortó relaciones “diplomáticas y políticas” (sic) y le dio 72 horas a su representación diplomática a abandonar el país caribeño. Sin embargo, el Gobierno norteamericano desoyó el mandato de Maduro e instó a los militares venezolanos a que defiendan la embajada de su país.

Poco después de autoproclamarse Guaidó, el presidente estadounidense Donald Trump reconoció al parlamentario como encargado del gobierno y siguieron sus pasos Argentina, Perú, Chile, Colombia, Brasil, Ecuador, Guatemala y Paraguay, entre otros.

Desde el balcón del palacio presidencial, ante miles de seguidores, Maduro dijo que se quedará en su puesto y denunció un intento de desbancarlo.

Sin embargo, el líder del Parlamento venezolano y autoproclamado presidente encargado de Venezuela, dijo que mantendrá relaciones diplomáticas con Estados Unidos, contrariando la decisión de Maduro, mediante un comunicado en el que insta a todas las Embajadas presentes en Venezuela a desconocer cualquier orden que provenga fuera del “poder legítimo” del país.

“Les insisto a desconocer cualquier orden o disposición al respecto que contradiga el firme propósito del poder legítimo de Venezuela, que en virtud de la Constitución ostento”, dijo Guaidó a través de un comunicado.

“Responsablemente les digo que somos una nación soberana y seguiremos manteniendo las relaciones diplomáticas con todos los países del mundo”, twitteó el parcialmente reconocido presidente.

“¿Podemos los venezolanos calarnos que desde Washington pretendan imponerle presidente a Venezuela? Es una gravísima insensatez del gobierno de Donald Trump contra Venezuela”, gritó Maduro y dio 72 horas para que el personal diplomático estadounidense abandone su país.

“No lo podemos aceptar, Venezuela es la patria de los gobernadores de América”, agregó.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció el miércoles que mantendrá a su personal diplomático destacado en Venezuela desoyendo así al Gobierno Maduro, instando a la Fuerza Armada venezolana a proteger la misión diplomática estadounidense.

Pompeo remarcó que Maduro, al cual tildó de “expresidente”, “no tiene la autoridad legal para romper las relaciones con EE.UU. o para declarar a los diplomáticos estadounidenses persona 'non grata”.

El diputado Guaidó, de 35 años, dijo que no temía ser encarcelado pese a que poco antes de su discurso el máximo tribunal de justicia venezolano ratificó la nulidad de los actos del Parlamento y pidió a la fiscalía que determine las responsabilidades de los diputados adversos al gobierno.

La manifestación opositora fue la primera movilización multitudinaria, tras las protestas antigubernamentales de 2017 que dejaron cientos de muertos y heridos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó el miércoles a Maduro a renunciar y dijo que apoyará a Guaidó mientras establece un gobierno de transición y prepara elecciones. Además exhortó a los militares y las fuerzas de seguridad a apoyar la democracia.

El oficialismo se concentró en el centro de Caracas y realizó una marcha en la que participaron miles de simpatizantes, pero con un volumen menor al de movilizaciones registradas hace siete años.