MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 16:34 UTC

Ultraderechista Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil

Lunes, 29 de octubre de 2018 - 00:03 UTC
Un confiado Bolsonaro había arrancado como gran favorito en los sondeos Un confiado Bolsonaro había arrancado como gran favorito en los sondeos
Fernando Haddad había pedido el voto para alejar “los fantasmas de la dictadura y el odio” en Brasil, personificados por el candidato ultraconservador. Fernando Haddad había pedido el voto para alejar “los fantasmas de la dictadura y el odio” en Brasil, personificados por el candidato ultraconservador.

Jair Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar brasileña, ha sido elegido como el nuevo presidente de la mayor potencia de América Latina tras una de las campañas más divididas y tensas de la historia del país obteniendo el 55 % de los votos tras el escrutinio de más del 99% de las urnas.

Con el 55,2% de los votos contra 44,8% de su rival, el progresista Fernando Haddad, el ex capitán del ejército se convierte en el nuevo presidente electo del país, cargo que comenzará a ejercer a partir del primero de enero de 2019.

Bolsonaro, un exparacaidista de 63 años, logró capitalizar la decepción y la rabia de una población golpeada por años de recesión y estancamiento y hastiada de los escándalos de corrupción.

El sistema político y el partido que ha gobernado Brasil durante 13 de los últimos 15 años, el Partido de los Trabajadores (PT), son las principales figuras que impulsaron a que el discurso antisistema de Bolsonaro tenga amplia aceptacion entre los votantes.

De cara a la segunda vuelta, Bolsonaro, candidato del Partido Social Liberal (PSL), adoptó un discurso mas amable para intentar llegar a los votos del centro. Sin embargo, el populista pudo sumar 10 puntos de ventaja sobre Haddad sin mayor esfuerzo, haciendo campaña desde su casa tras la puñalada que sufrió durante un mitin callejero a principios de septiembre.

La jornada de hoy, que llamó a las urnas a 147,3 millones de votantes brasileños, transcurrió sin mayores incidentes.

Un confiado Bolsonaro había arrancado como gran favorito en los sondeos. Tras depositar su papeleta en Sao Pablo, Haddad había pedido el voto para alejar “los fantasmas de la dictadura y el odio” en Brasil, personificados por el candidato ultraconservador.

Categorías: Política, Brasil.