MercoPress, in English

Martes, 4 de octubre de 2022 - 16:50 UTC

 

 

Pyongyang busca apoyo de Francisco para pacificar Corea

Martes, 9 de octubre de 2018 - 17:23 UTC
 El Papa argentino Francisco dijo que los coreanos deberían perdonarse “sin reservas” si quieren la paz y la reconciliación. El Papa argentino Francisco dijo que los coreanos deberían perdonarse “sin reservas” si quieren la paz y la reconciliación.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, dijo que “le daría una calurosa bienvenida al Papa si visita Pyongyang” y lo ha invitado oficialmente a través de su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae-in, anunció el martes un portavoz presidencial del gobierno de Seúl.

 El presidente de Corea del Sur entregará personalmente la invitación cuando se reúna con Francisco en el Vaticano la próxima semana durante una gira oficial por Europa.

Moon buscará la bendición y el apoyo del Papa para la paz y la estabilidad en la península de Corea y discutirá las formas de una futura cooperación con el Vaticano, dijo el portavoz.

Francisco, de quien se dice que negoció la reanudación de los lazos diplomáticos entre la Cuba de Raúl Castro y los Estados Unidos de Barack Obama tras un distanciamiento de 50 años, visitó Corea del Sur en 2014 y dijo que los coreanos deberían perdonarse “sin reservas” si quieren la paz y la reconciliación en la península.

Las dos Coreas han estado separadas por más de seis décadas después de la Guerra de Corea de 1950-53, que terminó en un alto el fuego, no en un tratado de paz.

Ningún Santo Padre ha visitado Corea del Norte, de amplia reputación por suprimir la libertad religiosa. El país se jacta de la plena libertad religiosa para sus 23 millones de habitantes, habiendo construido dos iglesias protestantes y una catedral católica en Pyongyang a finales de los años 80 y una iglesia ortodoxa rusa en 2006, pero los desertores declaran lo contrario, diciendo que las iglesias son para propaganda y están abiertas solo cuando los visitantes extranjeros asisten a los servicios.

La Comisión de Investigación de las Naciones Unidas sobre Corea del Norte dijo en 2014 que hay “una negación casi completa del derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión” y en el informe de libertad religiosa de 2017 del Departamento de Estado de EE. UU. se afirma que Corea del Norte sigue tratando con dureza a quienes se involucran en alguna práctica religiosa mediante ejecuciones, torturas, golpizas y arrestos.

Corea del Norte tiene un culto masivo de la personalidad en torno a su difunto fundador Kim Il-sung y su extinto hijo Kim Jong-il, el padre de Kim Jong-un.

 

Categorías: Política, Internacional.