MercoPress, in English

Viernes, 22 de marzo de 2019 - 09:59 UTC

Paraguay de lleno en la disputa entre Taiwán y Beijing; Mercosur preocupado

Lunes, 8 de octubre de 2018 - 08:51 UTC
La visita de Benítez es de gran importancia para la isla, asediada cada vez más por China y en la difícil situación de depender cada vez más de EE.UU. La visita de Benítez es de gran importancia para la isla, asediada cada vez más por China y en la difícil situación de depender cada vez más de EE.UU.
“Llegamos a Taiwán, donde nos espera una intensa jornada de trabajo”, escribió el jefe paraguayo a su llegada en su cuenta de Twitter “Llegamos a Taiwán, donde nos espera una intensa jornada de trabajo”, escribió el jefe paraguayo a su llegada en su cuenta de Twitter
China ha endurecido su postura hacia la isla tras la toma de posesión presidencial de Tsai Ing-wen, la líder del independentista Partido Demócrata Progresista China ha endurecido su postura hacia la isla tras la toma de posesión presidencial de Tsai Ing-wen, la líder del independentista Partido Demócrata Progresista

La visita oficial del presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, a Taiwán, que comenzó este domingo y finalizará el jueves, supone un respiro para la asediada diplomacia de Taipéi. Taiwán ha perdido tres aliados este año ante el recrudecimiento de su pugna con China. Pero también es un desafío para Mercosur del cual Paraguay es miembro fundador.

“Llegamos a Taiwán, donde nos espera una intensa jornada de trabajo. Buscamos consolidar nuestras relaciones y establecer una agenda de cooperación sólida para los próximos cinco años”, escribió el jefe paraguayo a su llegada en su cuenta de Twitter.

La visita de Benítez es de gran importancia para la isla, asediada cada vez más por China y en la difícil situación de depender cada vez más del nunca seguro apoyo estadounidense para su supervivencia.

Según explicó Elisa Wang, profesora de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Tamkang, “el reconocimiento diplomático, como el de Paraguay, es esencial para que Taiwán, como República de China (Taiwán), tenga una identidad internacional soberana e independiente”.

Hasta el momento, Taiwán se ha esforzado por abrir su mercado a la carne vacuna paraguaya, pero “aún existen otros sectores agrícolas paraguayos que pueden exportar más a la isla y también hay espacio para el aumento de las inversiones públicas y privadas”, apuntó el empresario isleño Lin Hui-zhong.

En esta visita presidencial, cuyo principal objetivo es participar en la celebración del Día Nacional de Taiwán, el próximo 10 de octubre, hay algo inusitado: la asistencia a unas maniobras militares y varios encuentros con la presidente de Taiwán.

Aparte del componente rutinario de reiterar los apoyos políticos, hay gran expectativa sobre cómo se reforzarán los lazos en el campo económico y comercial, y en los ámbitos educativos, científicos y tecnológicos, avanzó el académico isleño Tony Jiang.

En estos días, aparte de un seminario destinado a incrementar las exportaciones paraguayas y atraer inversiones, se negociará o pondrán los puntos finales a un previsto comunicado conjunto, en el que podría haber un mayor compromiso taiwanés con el desarrollo paraguayo.

Taiwán está lanzando una empresa oficial para impulsar las inversiones en el exterior, sobre todo en el Sudeste Asiático, pero también en los aliados diplomáticos, que puede ser un importante dinamizador para los lazos con países como Paraguay, necesitados de proyectos de infraestructura.

China ha endurecido su postura hacia la isla tras la toma de posesión presidencial de Tsai Ing-wen, la líder del independentista Partido Demócrata Progresista, que no acepta la exigencia pequinesa de reconocer que la isla es parte de China.

Desde la elección de Tsai, en 2016, Taiwán ha perdido cinco países que han entablado relaciones con China y abandonado a Taipei, y la Presidencia taiwanesa anunció hace un mes que estaba preparada para la pérdida de todos sus socios.

Taiwán está preocupada ante la creciente intimidación militar china y ha lanzado una campaña para reforzar su producción local de equipos bélicos, incluidos la construcción de aviones, drones, submarinos y lanchas. Empero Estados Unidos y Japón han reforzado sus lazos con Taiwán desde el 2016, con la aprobación en Washington de leyes que facilitan los intercambios gubernamentales y militares, y por medio del castigo estadounidense a los países latinoamericanos que han abandonado a Taiwán.

Categorías: Política, Internacional, Paraguay.