MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 10:27 UTC

 

 

Cardenal chileno admite de corazón abierto, “la crítica, la indignación y la rabia”

Martes, 22 de mayo de 2018 - 08:45 UTC
“Quiero acoger y acojo, y aquí se lo digo con todo el corazón abierto, la crítica, la indignación y la rabia que algunos han manifestado”, expresó el cardenal Ezzati “Quiero acoger y acojo, y aquí se lo digo con todo el corazón abierto, la crítica, la indignación y la rabia que algunos han manifestado”, expresó el cardenal Ezzati

Este lunes 21 de mayo concluyó el X Sínodo de Santiago, encuentro religioso que estuvo marcado por la crisis que enfrenta la Iglesia Católica por los casos de abusos, hechos que también fueron tratados la semana pasada en las reuniones que sostuvo el Papa Francisco con los miembros de la Conferencia Episcopal de Chile.

La misa de cierre fue encabezada por el cardenal Ricardo Ezzati, quien durante la homilía hizo un repaso de cómo ha sido su período en este cargo, admitiendo que ha sentido “un peso enorme” sobre sus hombros. Sin embargo, enfatizó que no se siente arrepentido de haber aceptado asumir este rol.

En referencia a los conflictos que ha vivido la institución, la autoridad de la Iglesia Católica reiteró sus palabras de perdón: “A este obispo le duele inmensamente el dolor de sus hermanos, especialmente el dolor de aquellos que se sienten y han sufrido violaciones graves de sus derechos y me duele ver a los hijos de este iglesia sufrir”.

“Quiero acoger y acojo, y aquí se lo digo con todo el corazón abierto, la crítica, la indignación y la rabia que algunos han manifestado”, añadió el cardenal. Además, dijo que entendía a quienes manifestaban su molestia con la institución: “Comprendo perfectamente la rabia de tantas otras personas que ven en los pastores, en los obispos, el chivo expiatorio de toda nuestra fragilidad y debilidad”.

“A este obispo le duele inmensamente el dolor de sus hermanos, especialmente el dolor de aquellos que se sienten y han sufrido violaciones graves de sus derechos y me duele ver a los hijos de este iglesia sufrir”

“En ese sentido, por ser aquel que de alguna manera encabeza toda la indignación, quiero pedirle en primer lugar a ustedes, hermanos y hermanas, misericordia y perdón”, agregó.

Finalmente, Ezzati señaló que haber realizado el X Sínodo ”en esta clave de dolor (...) nos hace y nos va a hacer mucho bien“. Sus palabras se suman a las que realizó el obispo auxiliar de Santiago, Galo Fernández, quien dijo que el principal desafío de la Iglesia es ”crecer” en cuanto a los procesos de investigación que se hacen al interior de la institución.

Categorías: Chile.