MercoPress, in English

Miércoles, 1 de diciembre de 2021 - 18:57 UTC

 

 

Oficial de protección pesquera de Falklands muere atropellado en Brasil

Jueves, 10 de mayo de 2018 - 08:37 UTC
Chris Peck de 34 años trabajaba en una de las patrullas de protección pesquera de las Islas Falkland. Murió tras ser atropellado con su moto por un auto en Brasil     Chris Peck de 34 años trabajaba en una de las patrullas de protección pesquera de las Islas Falkland. Murió tras ser atropellado con su moto por un auto en Brasil

Un oficial del Departamento de Pesca de las Islas Falklands falleció en Brasil tras ser atropellado por un auto en un espantoso accidente de tránsito cuando disfrutaba de sus vacaciones y pensaba recorrer el continente americano, desde América del Sur a América del Norte.

Chris Peck de 34 años y si bien originario de Cumbria, Inglaterra hacía años que estaba radicado en las Islas, que consideraba su hogar y donde trabajaba desde 2013 en las patrullas de protección pesquera de las Falklands.

La noticia del accidente, su internación por las terribles heridas sufridas hasta su fallecimiento ocasionaron gran dolor y frustración pero también solidaridad en la pequeña comunidad de las Falklands pues era una persona muy querida por su personalidad y bonhomía.

“Es desgarrador que el espantoso accidente no tuviera un desenlace más feliz. Chris, su ausencia será muy sentida por sus compañeros de trabajo tanto en el Departamento como en la patrulla de protección pesquera 'Protegat'”, dijo John Barton, Director del Departamento de Recursos Naturales.

Residentes de las Islas y empresas pesquera se habían movilizado para lograr una considerable ayuda financiera, ya que tres de las aseguradoras que lo tenían de cliente se rehusaron a pagar los costos de su atención médica.

Chris tenía pensado un viaje en moto de unos cuatro meses que lo llevaría hasta América del norte, pero cerca de la frontera con Bolivia un auto que sobrepasó un camión en la ruta lo atropelló causándole múltiples heridas, que obligaron a amputarle una pierna a la altura de la rodilla, además de fracturas en las costillas del lado izquierdo. Hospitalizado y en coma inducido se necesitaron unos veinte litros de transfusión además de dializarlo.

El hermano de Chris, Sean y su madre Sylvia volaron de urgencia a Brasil dos días más tarde, y aparentemente experimentó una leve recuperación y respondía a estímulos. La familia tenía la intención de llevarlo para su atención médica en el Reino Unido.

Pero sus condiciones se deterioraron, con problemas de respiración y los médicos en Brasil creen que estaba bajo una septicemia generalizada, falleciendo el miércoles 2 de mayo, tras trece días hospitalizado.

La familia de Chris agradeció el enorme respaldo y ayuda recibidos desde las Falklands, “algo realmente sobrecogedor”.

Empero la familia acusa a las aseguradoras británicas que se rehusaron a pagar el traslado y financiamiento de una terapia intensiva en Sao Paulo que podría haberle salvado la vida.

Aparentemente las aseguradoras encontraron una cláusula “escape” referida a la motocicleta para negar la cobertura, un tratamiento que se estima hubiera costado en torno a US$ 250.000

La espirometría al conductor brasileño, Wagner Souza Filho, 32 años, dio levemente positivo pero nunca lo suficiente como para haber sido protagonista de un accidente tan horrible. Fue multado con el equivalente de unos US$ 900 y se le retiró la licencia de conducir por un año. Queda por ver si la familia de Chris lo demandará.