MercoPress, in English

Lunes, 16 de mayo de 2022 - 15:04 UTC

 

 

Cientos de miles de mujeres marchan para protestar contra Trump y alentar la participación electoral

Lunes, 22 de enero de 2018 - 10:18 UTC
En Nueva York se estimó en unas 100.000 personas la multitud que inundó la ciudad, y en Los Ángeles, reivindicaron más de 400.000 participantes En Nueva York se estimó en unas 100.000 personas la multitud que inundó la ciudad, y en Los Ángeles, reivindicaron más de 400.000 participantes

Cientos de ciudades de Estados Unidos vivieron el sábado multitudinarias manifestaciones con la segunda edición de la “Marcha de las mujeres” en contra de Donald Trump, alentadas por el movimiento #Metoo y las elecciones de noviembre. Aunque no hay cifras oficiales de participación, se estimaba en varios centenares de miles las personas que salieron a las calles de todo el país, luciendo la mayoría el icónico gorro rosa que se popularizó en las protestas del año pasado.

 Una vocera de la policía de Nueva York estimó en unas 100.000 personas la multitud que inundó la ciudad. En Los Ángeles, la segunda urbe más importante del país y bastión demócrata, los organizadores reivindicaban más de 400.000 participantes. Mientras los manifestantes denunciaban las políticas del gobierno, Trump intentó voltear las cosas a su favor: en un tuit llamó a salir a la calle a “celebrar los históricos logros y los éxitos económicos sin precedentes de estos 12 últimos meses”.

“!La tasa de desempleo femenino es la más baja en 18 años!”, proclamó. Varias celebridades se unieron a las manifestaciones. El cineasta Rob Reiner calificó en California a Trump de “racista” y “sexista” , mientras que las actrices Whoopi Goldberg y Natalie Portman explicaron su respaldo al movimiento #Metoo en contra del acoso sexual.

“La única manera de cambiar las cosas es comprometiéndose”, dijo Goldberg al pie del Trump International Hotel, uno de los hoteles del imperio inmobiliario del presidente situado en Nueva York.

“Estamos aquí para decir, como mujeres, que no soportaremos más” el acoso, agregó. Portman recordó desde Los Ángeles que “el año pasado hablábamos del comienzo de una revolución” y hoy, “gracias a ustedes, esa revolución ya está en marcha”.

También salieron a relucir los gorros de color rosa con orejas, conocidos como “pussy hats”, como señal de protesta a los comentarios sexistas del mandatario -recogidos durante una grabación-, que presumió de ser era capaz de “agarrar por los genitales” con impunidad a las mujeres que desea.

Los carteles llevados por los manifestantes y los discursos reflejaban la multiplicidad de los motivos de protesta: desde la defensa de los derechos de los inmigrantes hasta el reclamo de una mayor igualdad de género, pasando por las acusaciones de incompetencia formuladas contra el presidente Trump.

En noviembre se celebrarán en Estados Unidos comicios de mitad de mandato en los cuales los demócratas aspiran a recuperar la mayoría en el Congreso, y uno de los objetivos de las marchas fue sensibilizar a centenares de miles de electores a lo largo y a lo ancho de Estados Unidos para que se inscriban en los registros electorales.

Categorías: Política, Estados Unidos.