MercoPress, in English

Miércoles, 7 de diciembre de 2022 - 03:07 UTC

 

 

FBI afirmó ante el Senado que seguirá la investigación del Rusiagate

Viernes, 12 de mayo de 2017 - 11:45 UTC
McCabe testificó en lugar de James Comey, que hasta este martes era el director del  FBI, aunque fue despedido de manera sorpresiva por el presidente Trump McCabe testificó en lugar de James Comey, que hasta este martes era el director del FBI, aunque fue despedido de manera sorpresiva por el presidente Trump

El director del FBI en funciones, Andrew McCabe, prometió este jueves a senadores que no permitirá interferencias en la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del año pasado y sus posibles vínculos con el equipo de campaña del presidente Donald Trump.

 En una audiencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado, McCabe indicó que por ahora no ha habido esfuerzos para interrumpir las pesquisas del FBI, que siguen adelante, pero se comprometió a informar a los congresistas en caso de que la Casa Blanca trate de irrumpir en sus procedimientos de investigación.

McCabe testificó en lugar de James Comey, que hasta este martes era el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), aunque fue despedido de manera sorpresiva por el presidente Trump, una decisión que provocó una tormenta política en Washington.

La oposición demócrata en el Congreso y algunos legisladores del oficialismo republicano cargaron contra Trump por su decisión, que generó temores sobre el futuro de la investigación sobre si Rusia y la campaña electoral del mandatario se complotaron para influir en el resultado de los comicios de noviembre pasado.

Pero McCabe, en sus primeras declaraciones públicas desde la destitución de su ex jefe, dijo a los senadores que “hasta este momento” no hubo “ningún esfuerzo por impedir nuestra investigación”.

Preguntado por el demócrata de más alto rango de la comisión, el senador Mark Warner si se comprometería a informar al panel de legisladores en caso de que la Casa Blanca tratara de entrometerse en la investigación de Rusia, el director en funciones fue tajante: “Absolutamente”, dijo.

“En pocas palabras, señor, no se puede impedir que los hombres y mujeres del FBI hagan lo correcto, protegiendo al pueblo estadounidense y protegiendo la Constitución”, afirmó en respuesta a una pregunta del senador republicano Marco Rubio.

Asimismo, McCabe desmintió las acusaciones del mandatario sobre Comey, de quien el multimillonario afirmó que había perdido la confianza de sus subordinados en el FBI como parte de sus argumentos para justificar su despido.

“El director Comey gozó de un amplio apoyo dentro del FBI y aún lo hace hasta el día de hoy”, señaló, antes de agregar que trabajar con él ha sido “el mayor privilegio” de su carrera profesional. “Puedo decirles con seguridad que la gran mayoría de los empleados del FBI disfrutaron de una conexión profunda y positiva con el director Comey”, aseveró.

Respecto a las informaciones que apuntaron esta semana que Comey había solicitado más recursos para la investigación sobre Rusia, el director en funciones del FBI aseguró que cree “firmemente en que la investigación” está “financiada adecuadamente” y no tiene constancia de que se solicitaran dichos fondos.

Por su parte, el presidente de la comisión, Richard Burr, preguntó a McCabe si había oído alguna vez a Comey decir a Trump que él no era objeto de investigación, a lo que el director interino se negó a contestar.

En una carta enviada el martes a Comey para comunicarle su destitución, Trump aseguró que el ya ex director le informó “en tres ocasiones distintas” de que no se hallaba “bajo investigación”.

Trump es el primer presidente desde Richard Nixon en despedir al funcionario que encabezaba una investigación vinculada a la Casa Blanca. Trump también justificó su decisión por el mal manejo de Comey de la investigación contra la ex secretaria de Estado demócrata Hillary Clinton, su ex rival electoral, por el uso de un correo electrónico y un servidor privado para cuestiones públicas, pero los demócratas rechazaron esto como un pretexto del presidente.

En defensa del despido, funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Trump desconfiaba de Comey y quería echarlo desde que ganó las elecciones del 8 de noviembre.

Categorías: Política, Estados Unidos.