MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 21:13 UTC

 

 

Continúa desgaste político en Brasil: se inicia juicio electoral contra Temer

Martes, 4 de abril de 2017 - 11:01 UTC
La fiscalía reclama el fin del mandato de Temer por abuso de poder económico y pide la inhabilitación electoral por ocho años de Rousseff La fiscalía reclama el fin del mandato de Temer por abuso de poder económico y pide la inhabilitación electoral por ocho años de Rousseff

El Tribunal Superior Electoral del Brasil compuesto de siete integrantes, debe iniciar este martes el juicio para determinar si hubo abuso de poder económico y corrupción en las cuentas de la campaña victoriosa de 2014 de la fórmula Rousseff-Temer. Según los especialistas, es posible que el juicio pueda extenderse en el tiempo debido a que alguno de los jueces podrá pedir 'vista', es decir, congelar el expediente para mayores análisis de las pruebas.

 El fiscal electoral Nicolao Dino emitirá su opinión, por lo que se espera, a favor de destituir a Temer, con lo cual si se concreta rápidamente, el Congreso deberá reunirse y elegir en forma indirecta a un nuevo jefe del Estado.

La fiscalía reclama el fin del mandato de Temer por abuso de poder económico y pide la inhabilitación electoral por ocho años de Rousseff, destituida el año pasado en un juicio político que ella califica como golpe parlamentario de su ex vicepresidente.

Temer, del Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB), abandonó a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) el año pasado y se alió a la antigua oposición, encabezada por Aecio Neves, el candidato derrotado en 2014, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Precisamente el juicio sobre la campaña electoral fue promovido por Neves, quien al ser aliado de Temer pidió que se juzgue apenas a Rousseff, algo que desafía a la jurisprudencia, según analistas. Nunca el Tribunal Superior Electoral separó las fórmulas presidenciales para analizar sus cuentas.

”Es muy difícil que el juicio transcurra en forma rápida. Habrá jueces que pidan tiempo para analizar el proceso. Y hay que tener en cuenta que cualquier sentencia puede ser apelada ante el Supremo Tribunal Federal (STF), la suprema corte, con lo cual no existen plazos”, dijo Fernando Neiffer, presidente de la Comisión de Derecho Electoral.

El fallo, entonces, incluso podría aplicarse más allá del 31 de diciembre de 2018, cuando termina el mandato original de Rousseff que asumió Temer el 31 de agosto pasado, luego de la destitución de la mandataria durante un juicio político que la apartó del poder desde el 12 de mayo.

Habrá cuatro sesiones distribuidas entre martes, miércoles y jueves, convocadas por el presidente del Tribunal Superior Electoral y también miembro de la corte suprema, Gilmar Mendes, conocido por ser un interlocutor de Temer, con quien cenó a la luz pública con el jefe del Estado en la residencia oficial.

Este martes se iniciará la lectura del informe del instructor del caso, el ministro Herman Benjamín, quien deberá leer 150 páginas de resumen de trabajo, en el cual se encuentran testimonios de ejecutivos de la empresa Odebrecht que pueden comprometer a Temer con el pedido de dinero para el PMDB mientras era vicepresidente.

El ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), del PSDB y aliado de Temer, se opone a este tipo de proceso, aunque inicialmente su candidato, Aecio Neves, lo haya presentado luego de haber perdido las elecciones.

“Brasil está hace mucho tiempo con incertidumbre. La percepción de los inversores, es que si hay otro problema en Brasil ellos dan un paso atrás”, dijo Cardoso a la radio CBN, donde calificó a este juicio como un elemento que suma “más confusión” porque puede desembocar en la elección de un presidente nuevo y por poco tiempo.

Categorías: Política, Brasil.