MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 05:36 UTC

 

 

Dueño de Alibaba, gigante chino electrónico, promete a Trump crear un millón de empleos en EE.UU.

Martes, 10 de enero de 2017 - 19:22 UTC
“Jack y yo vamos a hacer algunas cosas magníficas”, dijo el presidente electo tras reunirse con Jack Ma en el Trump Tower, Manhattan. “Jack y yo vamos a hacer algunas cosas magníficas”, dijo el presidente electo tras reunirse con Jack Ma en el Trump Tower, Manhattan.

Luego de impulsar una campaña para fomentar el proteccionismo, Donald Trump anunció que trabajará con el fundador del gigante del comercio electrónico chino Alibaba para impulsar el pequeño comercio. En el encuentro, el empresario chino prometió crear un millón de empleos en Estados Unidos al ayudar a los pequeños negocios de ese país a vender sus productos en China y el resto de Asia.

 “Jack y yo vamos a hacer algunas cosas magníficas”, dijo el presidente electo tras reunirse con Jack Ma en el Trump Tower, en Manhattan.

Específicamente hemos hablado para ver cómo se apoya a un millón de pequeñas empresas, especialmente en el Medio Oeste (de Estados Unidos), para que vendan sus productos (...) en China y en el sudeste asiático“, donde tiene una fuerte presencia Alibaba.

Se trata de empresas agrícolas y de servicios, agregó Ma, quien también mencionó las oportunidades de negocios que pueden tener mercancías como el vino y las frutas estadounidenses en el mercado chino y del resto de Asia.

Ma llegó acompañado del presidente de Alibaba, Michael Evans, ex directivo del grupo bancario estadounidense Goldman Sachs.

Trump, que bajó al vestíbulo de la Torre Trump para acompañar ante los periodistas al fundador de Alibaba, dijo que había mantenido con él una ”gran reunión“ y calificó a Ma como un ”gran emprendedor“.

Ma, por su parte, calificó a Trump como una persona ”con la mente abierta“ y afirmó que China y Estados Unidos deberían fortalecer sus relaciones y tener unos vínculos ”más amistosos“.

Desde el mismo día que lanzó su campaña electoral, el 16 de junio de 2015, Trump ha venido defendiendo políticas proteccionistas para perjudicar las importaciones estadounidenses de China y de otros países a fin de fomentar el empleo en Estados Unidos.

”La gente no puede tener trabajo porque China tiene nuestros trabajos, y México tiene nuestros trabajos”, aseveró Trump en esa ocasión.

Trump ganó críticas del Gobierno de Beijing cuando el 2 de diciembre pasado habló por teléfono con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, quien lo llamó para felicitarlo por su triunfo en los comicios presidenciales del 8 de noviembre. Ese contacto, aunque telefónico, fue el primero de alto nivel entre Estados Unidos y Taiwán en cuatro décadas.