MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 11:56 UTC

 

 

Conferencia en Buenos Aires: Snowden teme aumento de inteligencia doméstica en EE.UU

Martes, 15 de noviembre de 2016 - 18:16 UTC
El ex espía Edward Snowden dijo en teleconferencia brindada en la Universidad de Buenos Aires que teme un aumento de la inteligencia doméstica tras el triunfo de Trump. El ex espía Edward Snowden dijo en teleconferencia brindada en la Universidad de Buenos Aires que teme un aumento de la inteligencia doméstica tras el triunfo de Trump.

El ex espía estadounidense Edward Snowden dijo el lunes que la elección de Donald Trump podría incrementar la recolección de datos de inteligencia doméstica y advirtió que los frenos y contrapesos democráticos están perdiendo terreno a manos del autoritarismo.

 Edward Snowden, que vive bajo asilo en Moscú después de filtrar información clasificada en 2013 que desencadenó un furor internacional por el alcance de las operaciones de espionaje de Estados Unidos, hizo estas observaciones en una teleconferencia organizada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

“Estamos empezando a sustituir al gobierno abierto por el autoritarismo absoluto, un gobierno basado no en el principio del consentimiento informado otorgado por personas que entienden sus actividades, sino más bien una confianza en las personalidades, una confianza en las reclamaciones, una confianza en la esperanza de que lo harán lo correcto ”, dijo Snowden.

Snowden se preguntó si la política de Washington permanecería sin cambios con la nueva administración, que son personas con “un conjunto de valores muy diferentes y que pueden gobernar en la oscuridad”.

“Si el gobierno realmente gana nuestra confianza, porque van por algunos años y operan de una manera que debemos apoyar, ¿qué pasa cuando cambia?” preguntó. “Este es el desafío que enfrentamos hoy en los Estados Unidos con el resultado de las últimas elecciones”.

El actual gobierno de Estados Unidos ya ha presentado cargos de espionaje en su contra por fugas de información de inteligencia en 2013. Snowden se mostró escéptico de que un gobierno de Trump le concedería un indulto. “¿Quién sabe?”, dijo.