MercoPress, in English

Martes, 27 de febrero de 2024 - 02:35 UTC

 

 

Impacto del Brexit en Escocia será duro para el empleo y actividad, pero menor que para el resto del Reino Unido

Lunes, 10 de octubre de 2016 - 19:22 UTC
La coordinadora del comité para Europa en Holyrood Joan McAlpine, tildó a la BBC la perspectiva para Escocia tras el Brexit de “desalentadora” La coordinadora del comité para Europa en Holyrood Joan McAlpine, tildó a la BBC la perspectiva para Escocia tras el Brexit de “desalentadora”
El centro de estudios, Fraser of Allander Institute, considera que Escocia quedará más “amortiguada” del impacto del alejamiento  de la UE frente al resto del RU El centro de estudios, Fraser of Allander Institute, considera que Escocia quedará más “amortiguada” del impacto del alejamiento de la UE frente al resto del RU
En la más pesimista se contempla un PIB un 5% más bajo en una década, con la pérdida de 80.000 puestos de trabajo para la economía escocesa. En la más pesimista se contempla un PIB un 5% más bajo en una década, con la pérdida de 80.000 puestos de trabajo para la economía escocesa.

Escocia podría perder entre 30.000 y 80.000 empleos como resultado del Brexit -salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), según concluyó un análisis económico divulgado en el Reino Unido. No obstante, el estudio elaborado por el centro de investigación independiente escocés Fraser of Allander Institute, consideró también que la economía escocesa quedará más “amortiguada” del probable impacto del alejamiento de la UE si se compara con el resto del Reino Unido.

 El documento reveló que el triunfo del Brexit en el histórico referendo del pasado 23 de junio podría derivar en que se produzca más migración hacia Escocia procedente de otras partes del país.

La coordinadora del comité para Europa en Holyrood (parlamento escocés), Joan McAlpine, tildó a la BBC la perspectiva para Escocia tras el Brexit de “desalentadora” y advirtió de que podría producirse una “enorme crisis constitucional” si el Parlamento escocés no es consultado sobre cómo proceder con el proceso de “divorcio” entre la UE y este país.

El citado estudio examinó varios posibles escenarios tras la salida del bloque comunitario, entre los que analizó un modelo “optimista” similar a la relación que mantiene Noruega con el bloque común, hasta otro “pesimista”, basado en el llamado “Brexit duro”, fuera del mercado único, en base a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Según este análisis, la perspectiva más optimista anticipa una caída del PIB escocés del 2% en un periodo de diez años, lo que provocaría la pérdida de 30.000 empleos en esa región.

En cuanto al modelo más pesimista analizado, el informe contempla, en cambio, un PIB un 5% más bajo en una década, con la pérdida de 80.000 puestos de trabajo para la economía escocesa.

Graeme Roy, director del Strathclyde University Institute, indicó a la BBC que esa “valoración detallada” había hallado que probablemente el Brexit tuviera “un impacto negativo significativo” en la economía escocesa.

Sin embargo, el documento destacó que “entre todos los escenarios posibles, el estimado impacto negativo del Brexit sobre el resto del Reino Unido es mayor que el detectado en Escocia, en cuanto al PIB, empleo y otros indicadores”.

Ello se debe, según esto, a que el resto de la economía del Reino Unido tiene una mayor exposición al comercio con la UE que la escocesa, entre otros factores.

Según la primera ministra británica, Theresa May, la salida del país del bloque comunitario “realzará” la posición de Escocia en el mundo en lugar de disminuirla. May considera que las futuras negociaciones para ejecutar el Brexit representan “una oportunidad emocionante para forjar un nuevo papel en el mundo”.

En cambio, McAlpine consideró que el citado análisis económico “pinta un panorama desalentador” de la economía de cara a la próxima década.