MercoPress, in English

Miércoles, 24 de julio de 2024 - 06:50 UTC

 

 

Arrastrero de 74 metros para grupo que captura calamar en Atlántico sur

Lunes, 10 de octubre de 2016 - 19:31 UTC
La entrega del arrastrero está prevista para finales de 2018 y si bien el costo no se divulgó, este tipo de buques tiene un valor entre 20 y 30 millones de Euros La entrega del arrastrero está prevista para finales de 2018 y si bien el costo no se divulgó, este tipo de buques tiene un valor entre 20 y 30 millones de Euros
Nodosa también tiene pendiente de entrega un remolcador de 70 toneladas de tiro para la compañía de remolcadores Amare Marín Nodosa también tiene pendiente de entrega un remolcador de 70 toneladas de tiro para la compañía de remolcadores Amare Marín
El astillero siempre ha estado vinculado a la pesca pero por falta de ayudas a la renovación de flotas, se ha dedicado a otros barcos como remolcadores y ecodragas El astillero siempre ha estado vinculado a la pesca pero por falta de ayudas a la renovación de flotas, se ha dedicado a otros barcos como remolcadores y ecodragas

El astillero Nodosa en Galicia firmó un contrato para un nuevo arrastrero de 74 metros de eslora por 14 de manga para la sociedad Jupiter Fishing Company Ltd, de la cual son parte Armadora Pereira de Vigo y una empresa de las Islas Falkland, según publica El Faro de Vigo.

 El buque, que incorporará la última tecnología disponible en materia de sostenibilidad, eficiencia energética y protección del medio ambiente, se destinará a la captura de calamar patagónico en el caladero de las Islas Falkland. El grupo industrial Nodosa tiene actualmente en diferentes etapas de construcción un remolcador, un palangrero para Falklands, un arrastrero para Gran Sol, otro gran arrastrero para un armador vigués, y dos buques de recogida de residuos que operarán en el Puerto de Barcelona.

El contrato con los responsables de Jupiter Fishing Company Ltd se firmó las oficinas de Pereira en Vigo y entrará en vigor en los próximos días. En el diseño del barco, cuya entrega está prevista para finales de 2018 y cuyo coste no ha sido difundido (este tipo de buques tiene un valor estimado de entre 20 y 30 millones de Euros, según cálculos de fuentes del sector), ha sido clave el conocimiento que posee la armadora Pereira del caladero n el Atlántico Sur y la experiencia de Nodosa en el segmento (el arrastrero de 63,7 metros de eslora ya en construcción para los Fontán también se destinará a la captura de calamar). El nuevo arrastrero sustituiría al Puente Sabarís, de 67,7 metros de eslora, obra del astillero asturiano Gondán.

En el segmento de construcción, Nodosa tiene pendiente de entrega un remolcador de 70 toneladas de tiro para la compañía de remolcadores Amare Marín, y un palangrero de 60 metros de eslora, el CFL Hunter. También está bastante avanzada la obra de un arrastrero de 28,7 metros de eslora para el grupo Osprey, propiedad de la familia de armadores holandeses De Boer, resalta El Faro de Vigo.

En una fase más inicial está el nuevo arrastrero de 63,7 metros de eslora para otra armadora viguesa que opera en el Atlántico sur. Su entrega está prevista para el 2017 e incorporará los últimos avances en eficiencia energética, comunicaciones y navegación, confort de la tripulación, volumen de capturas, capacidad de congelación, optimización de la maniobra de pesca, velocidad de crucero y operativa, y respeto medioambiental. El barco estará especializado en la captura de calamar.

El astillero siempre ha estado vinculado a la pesca, construyendo pesqueros y buques de apoyo para la acuicultura (bateeiros, etc.), aunque desde 2005 y hasta el año pasado, por la falta de subvenciones y ayudas a la renovación de las flotas, la factoría de Marín se ha dedicado a otros barcos como los remolcadores y las ecodragas, segmento este último en el que ya es una referencia internacional.