MercoPress, in English

Miércoles, 7 de diciembre de 2022 - 02:39 UTC

 

 

Gobierno alemán niega “plan de emergencia” para salvar al Deutsche Bank

Viernes, 30 de setiembre de 2016 - 12:23 UTC
“El gobierno alemán no prepara plan de salvación alguno”, indicó el vocero del Ministerio de Finanzas, Martin Jäger, sobre una nota en el semanario “Die Zeit” “El gobierno alemán no prepara plan de salvación alguno”, indicó el vocero del Ministerio de Finanzas, Martin Jäger, sobre una nota en el semanario “Die Zeit”
El Deutsche Bank, ha visto sus acciones caer dramáticamente en medio de la crisis precipitada por la multa de US$14.000 millones que pide la Justicia estadounidense El Deutsche Bank, ha visto sus acciones caer dramáticamente en medio de la crisis precipitada por la multa de US$14.000 millones que pide la Justicia estadounidense
El presidente del Deutsche Bank, John Cryan, descartó en una entrevista en el diario “Bild” la posibilidad de recibir ayuda del Estado alemán El presidente del Deutsche Bank, John Cryan, descartó en una entrevista en el diario “Bild” la posibilidad de recibir ayuda del Estado alemán

El gobierno alemán insistió en que no se plantea una intervención del Estado en favor del Deutsche Bank y negó asimismo que se prepare un “plan de emergencia” para salvar al primer banco privado del país.

 “Esa información es falsa. El Gobierno alemán no prepara plan de salvación alguno”, indicó el vocero del Ministerio de Finanzas, Martin Jäger, acerca de las informaciones difundidas por el semanario “Die Zeit” sobre un supuesto programa en esa dirección.

Dicho medio informó de la existencia de un teórico plan de salvación por parte del Gobierno del Deutsche Bank, cuyas acciones cayeron dramáticamente en medio de la crisis de ese instituto, precipitada por la multa de US$14.000 millones que pide la Justicia estadounidense por negocios con hipotecas dudosos.

“No vamos a entrar en este tipo de especulaciones ni a comentar escenarios hipotéticos”, insistió el portavoz de Finanzas.

La fuente gubernamental se remitió, asimismo, a que desde el propio Deutsche Bank se había rechazado también la posibilidad de una intervención del Estado.

El presidente del Deutsche Bank, John Cryan, descartó en una entrevista en el diario “Bild” la posibilidad de recibir ayuda del Estado alemán y aseguró que no se plantea una ampliación de capital de la entidad bancaria para afrontar los problemas.

“La situación es mejor de cómo se percibe desde fuera”, asegura tras señalar que en los pasados meses se ha avanzado mucho para mejorar la situación del banco.

La multa del Departamento de Justicia de EE.UU., vinculada a los negocios inmobiliarios entre 2005 y 2007, es una “primera propuesta de acuerdo” que, asume, ha generado “mucha preocupación”.

“Pero desde el principio estaba claro que no pagaremos esa suma”, afirma antes de confiar en que las autoridades estadounidenses den al Deutsche Bank el mismo “trato justo” que ha dado a los bancos americanos con los que ha cerrado acuerdos.

Cryan recalca que no entiende cómo alguien puede pensar que ha pedido ayuda a la canciller alemana, Angela Merkel, y señala que ni lo ha insinuado.

“No nos lo planteamos”, responde a la pregunta de si la entidad necesita ayuda del Estado.